El camal de Guayaquil está en el barrio Cuba, dentro de un área urbana del sur. Lo ha estado desde 1897 y, por el crecimiento que tuvo la ciudad, ha quedado dentro de ella, cuando lo recomendable es que esté por lo menos a un kilómetro de la población.

“El camal ha crecido con la ciudad, pero en este momento ya no es técnico tenerlo allí”, mencionó Carlos Salvador, director de Salud, quien explicó que es necesaria una empresa pública para el manejo del camal.

Con las nuevas exigencias normativas, el camal necesita además mejorar su infraestructura y equipamiento, y la ciudad debe decidir si se hace la inversión en esa misma zona o se lo traslada a otra parte.

Concejo de Guayaquil da luz verde a convenio entre el cabildo y CNEL para garantizar la provisión del alumbrado público y atender problemas en redes de baja tensión

Para ello, lo primero que se ha planteado desde el Concejo Cantonal es que se cree una Empresa Pública Municipal de Servicios de Rastro de Guayaquil para construir, equipar u operar un centro de faenamiento propio o que se lo puede delegar.

Publicidad

El concejal Jorge Rodríguez, quien este miércoles abordó el tema en la sesión del Concejo, indicó que una empresa de este tipo permitirá ir hacia un camal moderno que garantice la calidad del producto.

El proyecto de crear esta empresa a través de una ordenanza quedó aprobado en un primer debate ordenanza.

La alcaldesa Cynthia Viteri, quien presidió la sesión de este miércoles, informó que la creación de esta empresa pública municipal se hará con la finalidad de concesionarla o licitarla a nivel internacional, “para que sea la mejor y más eficiente empresa la que se encargue del faenamiento, causando a los animales el menor sufrimiento”.

Con 12 votos a favor y pese a que algunos ediles reconocieron falencias del sistema, el Concejo de Guayaquil aprobó tercer paquete de ayuda para la Metrovía

“La empresa se crea con un propósito: que todos los trámites de la concesión y el concurso internacional que se va a hacer sean más rápidos”, manifestó Viteri durante el debate.

Publicidad

El procurador municipal explicó que la ordenanza para crear esta nueva empresa cumple con todos los parámetros y el manual de creación de ordenanzas.

La concejal Lídice Aldás mencionó que es fundamental que la empresa pública que se cree respete el trabajo de las personas que actualmente están en el camal, y pidió también mejorar condiciones, como uniformes y lunch.

Según el Municipio, se mejorarán las condiciones de trabajo de las personas que se encargan del desposte del ganado. De igual manera, se promueve el consumo de carne de calidad en el cantón y se cumple con las disposiciones sanitarias de que este tipo de infraestructuras esté alejado de zonas densamente pobladas. (I)