La suspensión del cobro por parqueo de automotores y seguridad para los turistas y visitantes se aplica en la playa de Atacames, en el sur de la provincia de Esmeraldas.

Esta propuesta en conjunto con propietarios de locales y personal de la Policía Nacional entró en vigencia desde este feriado del 24 de mayo, debido al reclamo de conductores que pagaban hasta $ 4 por dejar sus carros en el malecón de Atacames.

Estas cinco provincias captaron mayor gasto turístico en feriado de Semana Santa que llegó a casi $ 50 millones

Juan Avilés, jefe del distrito policial de este cantón, detalló que desde ahora el aporte es voluntario para quienes hacen vigilancia de los vehículos en el malecón. Por ello se dispuso como distintivo el uso de chalecos reflectivos y gorras para su identificación.

En tanto que con los empresarios hoteleros se impulsa una campaña para el control de personas que dan masajes, propietarios del alquiler de sillas en la playa y vendedores. A ellos se los va a identificar, ya que el exceso de ambulantes ha ocasionado que turistas hayan sido víctimas de los delincuentes, indicó Avilés.

Publicidad

También los propietarios de restaurantes y alojamiento de Tonsupa aplican su plan de seguridad con la participación de la Policía, desde el ingreso a este balneario.

La llegada de turistas a balnearios de Esmeraldas no ha sido como en otros feriados

Hasta la noche de ayer, sábado 21, se observó una significativa presencia de turistas en Atacames, disfrutando del asueto. Automotores y buses con placas de la región andina se observan en los balnearios de Same, Súa, Tonsupa, Mompiche, Muisne y Las Peñas.

En el balneario de agua dulce Tabiazo se realizó la feria gastronómica y elaborados con coco, organizada por el Municipio de Esmeraldas, para reactivar el turismo en esta zona.

Hoteleros y operadores turísticos se alistan con promociones para recibir en las playas de Esmeraldas a los visitantes por la temporada de vacaciones escolares en la Sierra. (I)