La fundación Siglo XXI reparó el busto del padre Cayetano Tarruell que está ubicado en la calle Rosa Borja de Ycaza y El Oro, en el barrio del Centenario, sur de Guayaquil.

En días pasados, este Diario expuso el deterioro de la estructura. El busto del sacerdote salesiano estaba con fierros visibles, con la mitad de su estructura, sin la parte delantera del rostro

Según la fundación municipal, las condiciones climatológicas ocasionaron que la base de acero -que no tenía suficiente recubrimiento- cediera, “por lo que hubo que reconstruir el monumento”.

Publicidad

Como parte de estas labores, la entidad precisó que fue necesario sacar un molde para sustituir la anterior estructura que estaba deteriorada.

El busto del sacerdote mide 82 centímetros de alto y está elaborado a base de resina de fibra y vidrio. Con estos materiales se prevé una mejor durabilidad frente al temporal invernal.

El cabildo refirió que la fundación municipal se encargará del mantenimiento de la escultura para su conservación. (I)