El retorno a las clases presenciales para los más de 60.000 estudiantes de la Universidad de Guayaquil, previsto para este mes de enero, quedó postergado. Y mientras el rector, Francisco Morán Peña, asegura que se suspendió debido al actual pico de la pandemia de COVID-19, los estudiantes creen que en realidad la institución no ha puesto en marcha un plan para el regreso progresivo.

“No ha existido una inversión adecuada, en laboratorios para Ciencias de la Salud no existe inversión, en la adecuación de aulas, equipos de aire acondicionado, en los baños”, reclama Jorge Yaguarema, dirigente de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador en representación de la facultad de Ciencias Médicas, que agrupa a unos 9.000 alumnos de cuatro carreras (Medicina, Enfermería, Obstetricia y Tecnología Médica).

En lugar de eso, agrega Yaguarema, “lo que existe es una adecuación de la parte exterior que está visible a la comunidad, pero no la parte de los laboratorios; en el área de medicina no existe equipamiento para el retorno estudiantil”. El dirigente se refiere a la reciente contratación, por parte de la Universidad de Guayaquil de la pintada de sus instalaciones, por $ 641.000 con el contratista Daniel Tello Valdires.

La adjudicación de la obra se dio en diciembre pasado y se prevé que este mes comiencen los trabajos de pintura interior y exterior de las edificaciones. “Estamos buscando darle mantenimiento a la infraestructura de la universidad”, justifica Morán, y explica que la obra comprende todo el complejo universitario y todas las facultades, ‘por dentro y por fuera, también las cubiertas’. “Lo que es el techado a partir de la próxima semana, también bajantes y servicios higiénicos, que por más de dos años no se han utilizado”, precisa.

Publicidad

El retorno a la presencialidad, afirma, se daría en el siguiente semestre académico.

Queríamos hacer un retorno este semestre, pero debido al repunte de la pandemia tuvimos que suspender los permisos, los suspendimos para finales de mayo

Francisco Morán Peña, rector de la Universidad de Guayaquil.

La expectativa del retorno crece entre los universitarios, pese a que –señalan- no han recibido información sobre el tema. “Se supone que para este mes de enero del 2022 íbamos a regresar, pero no ha habido un pronunciamiento de la universidad, fuimos los únicos que entregamos un plan de retorno”, comenta Yaguarema, quien cuestiona que la contratación de la pintura “es un cambio de estética para que se visualice a la sociedad que hay un cambio, pero los problemas de fondo, hablando de infraestructura, laboratorio, equipamiento, audiovisual, no existe en la práctica”.

Ministerio de Educación ratifica que se mantiene el cronograma de regreso a clases 100 % presenciales

Jóvenes consultados pidieron que también se invierta en más personal, pues dicen que “hay grupos de estudiantes que no tienen docentes”. Mientras, profesores comentaron que se requiere que las aulas estén climatizadas y que hay laboratorios abandonados.

No hemos hecho nada para retornar a la presencialidad. Seguimos enseñando por teléfono, es como aprender a nadar por teléfono, no sé de qué tipo de formación académica se puede hablar a través de esas condiciones, no avanzamos, por el contrario, retrocedemos

Docente de la Universidad de Guayaquil

En cambio, el rector asegura que los estudiantes no conocen todas las mejoras que se están haciendo en el complejo universitario. “Tienen la imagen de lo que pasó antes de la pandemia, porque no han ingresado a la universidad, obviamente no van a ver lo que le estoy diciendo, la pintura, los laboratorios que se han hecho, ellos ya lo van a ver cuando entren a la universidad”, comenta Morán.

Publicidad

Quejas de oferentes

Dos contratistas se quejaron por supuestos errores en la calificación que obtuvieron y que los descalificó en los concursos para dos obras: la de la pintura, adjudicada por $ 641.000, y la de readecuación de la infraestructura, que está pendiente de adjudicar por $ 125.000.

En sus cartas al Servicio de Contratación Pública, Sercop, los reclamantes aseguran que no se les consideró la experiencia adquirida. En el contrato de pintura se descalificó al oferente que propuso el menor precio del concurso. (I)

Universitarios demandan que no se recorten recursos para los centros superiores

En los últimos seis años se ha producido “un sistemático recorte presupuestario que hemos calculado en $ 450 millones menos para la educación superior”, afirma Mauricio Chiluisa, presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador, FEUE, que los agrupa en el país.

Publicidad

Esto, considera, ha disminuido la capacidad de las instituciones de ofertar mayores cupos, pagos de docentes, de investigadores, asignaciones para becas, ayudas económicas, capacitación para docentes y recursos para fortalecimiento de infraestructura.

Solo en 2020 y 2021 existió un recorte de $ 180 millones, esto afectó a la universidad pública, no se puede hablar de que ha existido ampliación de infraestructura educativa porque pintar el aula, poner infocus, pizarrones, no resuelve los problemas que necesita la universidad pública del país

Mauricio Chiluisa, presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador, FEUE.

Chiluisa advierte que la problemática se agrava en esta época de pandemia, donde las universidades no han podido poner en marcha planes para recibir a los estudiantes de manera progresiva presencial.

El año pasado la FEUE realizó manifestaciones para exigir más presupuesto. Foto: Cortesía

De las 28 universidades, explicó Chiluisa, solo seis han vuelto a la presencialidad en su totalidad. “Hay 8 en medianas condiciones. Para que vuelvan las 28 se necesita inversión de recursos económicos”, reclamó el dirigente, y mencionó a la “Universidad de Cuenca, la Técnica de Cotopaxi, la Laica Eloy Alfaro, la del Sur de Manabí, la Técnica de Babahoyo y la de la península de Santa Elena” como las que ya reciben estudiantes, mientras que en otras los universitarios pueden hacer prácticas preprofesionales.

Docentes y estudiantes de la Universidad de Guayaquil realizaron un plantón en el norte

La Universidad de Guayaquil, la Universidad Central, la Politécnica Nacional, la Técnica de Manabí, han sido la más afectadas y las que mayor población estudiantil reciben. Chiluisa recordó que la FEUE ha propuesto un proyecto de reformas a la Ley de Educación Superior en el que se considere la gratuidad y la investigación para un aumento en la distribución de los recursos que se asignan cada año a las universidades.

Publicidad

“Hemos venido realizando movilizaciones en estos últimos años debido a los recortes”, advirtió el dirigente de los universitarios, y agregó: “Pero no hemos sido escuchados, por eso la única alternativa es la movilización en las calles”. (I)

U. de Guayaquil con 15 % menos en presupuesto 2022, aún en análisis

Este año la Universidad de Guayaquil recibiría un presupuesto de $ 121 millones, es decir, un 15 % menos que en el 2021, en que recibió $ 143 millones, señaló el rector de esa institución, Francisco Peña Morán.

“Estamos conversando con el Ministerio de Economía y Finanzas en estos días para mejorar el presupuesto de la universidad”, indicó el rector a este Diario.

Los recursos que le corresponden a la Universidad de Guayaquil han venido disminuyendo desde el 2020, en que se asignaron $ 157 millones. “Y para el 2022 nos pretenden dar $ 121 millones”, cuestionó Morán.

La Universidad de Guayaquil, que alberga a unos 60.000 estudiantes, recibió en el 2018 un presupuesto $ 174 millones, el mayor asignado por el Estado en los últimos cinco años, recordó el rector de la alma mater. (I)