Dos personas, una de ellas policía, fueron asesinadas en hechos violentos suscitados en las recientes horas en el sur de Guayaquil.

Un policía murió al recibir al menos ocho impactos de bala mientras jugaba naipes a pocos metros de su vivienda, en las calles 36 y Sedalana, en el suburbio de Guayaquil, cerca de las 22:00 de este martes 12.

Según los testigos, los asesinos del policía llegaron en un vehículo plomo en el que iban dos hombres y una mujer de copiloto. Una moto negra con dos acompañantes también arribó al lugar en el momento del ataque.

El policía, que tenía días de descanso médico, fue trasladado al hospital Guayaquil, donde los médicos constataron que ya no tenía signos vitales y que el cuerpo presentaba quince orificios de entrada y de salida.

Publicidad

Asesinan a hombre en taller mecánico de Naranjal

Tras el crimen, la Policía inició un operativo para dar con los victimarios. Asimismo, sus familiares colocaron velas en el lugar donde cayó baleado el uniformado.

El cabo primero de la Policía, identificado como Jonathan Aguilar Méndez, era integrante de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO) de la institución y prestaba servicio en la zona 5 (Subzona Guayas).

La Policía no descarta que a Aguilar lo hayan matado por su trabajo en la institución. El uniformado deja varios menores en la orfandad.

Con la muerte del cabo Aguilar ya son siete los policías asesinados este año en la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón).

Segundo caso de sicariato

Mientras tanto, en la cooperativa Atahualpa, en el Guasmo norte, Jordan Zapata, recibió varios disparos en el interior de una barbería este martes 12. Los vecinos contaron que se escucharon las detonaciones y luego gritos.

Publicidad

La víctima, de 22 años, no vivía en el sector, pero fue trasladada por sus conocidos hasta el hospital del Guasmo sur, donde se confirmó su fallecimiento. Los asesinos huyeron en un auto plateado.

Las unidades especiales de la Policía encontraron al menos diez indicios balísticos en el lugar.

La mañana de este miércoles, miembros de la Policía Nacional recorrían a pie las cuadras de la coop. Atahualpa para activar el botón de pánico a los vecinos del sector.

Este crimen se dio 24 horas después de que Luis Alfredo Hidalgo fue acribillado este lunes 11 en la cooperativa Causa Proletaria, en el Guasmo sur, cuando cruzaba la avenida Abdón Calderón, en la entrada a la maternidad Matilde Hidalgo del Guasmo.

Sujetos no identificados le dispararon al menos siete veces y luego huyeron en una moto, contaron algunos vecinos del sector que intentaron ayudar al herido.

En lo que va del año 2021 se han registrado 490 muertes violentas en la Zona 8, integrada además por los cantones Durán y Samborondón. (I)