La metodología apunta a desarrollar el pensamiento creativo y a cultivar valores y habilidades sociales. Por eso, estudiantes de 3 a 12 años son parte del programa de ajedrez en el aula que ejecuta la Academia Naval Guayaquil.

Al implantar la enseñanza del ajedrez dentro del currículo escolar inicial y preparatoria, dicho plantel ha propiciado que los lápices de colores y las cartulinas compartan espacio con los tableros y las fichas de este juego.

“Nuestros niños empezaron a recibir clases de ajedrez que tienen por objetivo desarrollar algunas de las capacidades que después tendrán que aplicar en la enseñanza del ajedrez y su incidencia en el desarrollo de la personalidad de los estudiantes”, señaló el centro educativo a través de un comunicado de prensa.

Con juegos se enseña ajedrez

Como objetivo general la institución aplica el ajedrez para desarrollar las habilidades del pensamiento lógico, capacidades sociales y de valores a través del proceso vivencial del aprendizaje mediante juegos, videos, preguntas para incentivar el trabajo en equipo, la importancia de respetar los turnos y la empatía.

“Dentro de nuestros objetivos específicos está que nuestros cadetes puedan desarrollar el razonamiento lógico, creatividad, empatía, pensamiento crítico, autoestima y controlar las emociones, esto también facilita la integración e interacción en el grupo de iguales”, refirió el establecimiento educativo porteño.

En Guayaquil, el I Festival Nacional de Ajedrez Escolar

Beneficios del ajedrez

Según la Academia Naval Guayaquil, uno de los beneficios de implementar el juego en el aula es que los estudiantes logran comunicarse de manera efectiva argumentando sus ideas y pensamientos.

Que mejoran en matemáticas en cuanto a que buscan nuevas estrategias para resolver problemas planteados, aumenta la capacidad de atención y genera tolerancia. (I)