La instalación de un colector de 33 pulgadas y la construcción de las cámaras para aguas lluvia son parte de la obra de drenaje pluvial y pavimentación de calles que se hacen en la parroquia rural Juan Gómez Rendón, más conocida como Progreso.

El proyecto, a cargo del contratista Vital Antonio Suárez Pacheco, incluye la construcción de sumideros dobles y subdrenes. Con esto, según las autoridades municipales, se solucionarán los problemas de estancamiento de aguas.

El plazo de ejecución de esta obra es de 120 días, se indicó.

Este trabajo se contrató a un monto de $ 334.538,64. Consiste en la pavimentación con hormigón asfáltico de 574,64 metros de calles, 2.330 m2 de aceras, 1.080 metros de bordillo-cuneta; además se sembrarán 108 árboles, contó el Municipio de Guayaquil en un comunicado de prensa.

Varias vías de los barrios 10 de Agosto, El Caribe y Nicolás Anastasio son parte de la intervención. (I)