Un auto cayó la madrugada de este miércoles a una zanja de un sector del norte de Guayaquil.

La unidad circulaba por la avenida Francisco de Orellana, a la altura de Pascuales, cuando cayó a la zanja.

El vehículo blanco terminó con las llantas al aire a varios metros de la vía. La zanja no estaba con agua.

Guardias entrarán a buses de Metrovía para disuadir robos y consumo de droga

Unidades del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil se trasladaron al sector para atender la emergencia.

Publicidad

Inicialmente se conoció que había personas atrapadas, pero al llegar las unidades de rescate los ocupantes habían salido.

En el carro estaba una joven pareja, que pudo salir del habitáculo con ayuda de moradores.

La pareja no estaba con heridas, aunque fue atendida por paramédicos. No ameritaba el traslado a una casa de salud.

Vecinos dijeron que la pareja venía como pasajeros en la parte de atrás. El joven no se identificó como el conductor.

Publicidad

Uno de los agentes en el sector señaló que al parecer el carro perdió pista, pero eso se determinará con las investigaciones. Un morador dijo a canales de televisión que el vehículo retrocedía cuando perdió el control y terminó en la zanja.

En hospital de Monte Sinaí, en el noroeste de Guayaquil, murió paciente que tenía enfermedad preexistente y se contagió de viruela del mono

Conductores que circulaban por la vía alertaron de la novedad a los servicios de rescate.

El tráfico por el sector no se ha visto afectado debido a que el carro quedó en la zanja que está junto al carril.

A un costado de esa vía se encuentra una ciudadela. (I)

Publicidad