Los habitantes del suroeste de Guayaquil, como los de la parroquia Febres Cordero, todavía no podrán utilizar la troncal 4 de la Metrovía pese a que la obra civil o física (infraestructura) está lista.

Esto es porque se realiza un estudio de actualización de la demanda de pasajeros que usarían esta obra, pues varió la cifra prevista que estaba en función de la movilización normal, antes de la pandemia del COVID-19. Además, faltan elementos complementarios, como la contratación de las cámaras de seguridad, la implementación de la fibra óptica, la semaforización al 100 %, entre otras, que se terminarán en unos tres o cuatro meses.

La troncal 4 como tal, que unirá al suroeste –más conocido como suburbio– con el centro de Guayaquil, estaría funcionando para diciembre, a fin de este año, con “la bendición de Dios, con los pasajeros que esperamos para que se pueda sostener”, anunció la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, en un recorrido que efectuó este lunes 14 por la estación denominada Batallón del Suburbio, que queda en el sector del mismo nombre y que es la parada principal, tipo terminal, de las 23 que en total tiene esta ruta de transportación masiva que implementa y promociona el Municipio local.

120.000 pasajeros al día iba a mover la troncal 4, pero eso está en revisión; lo seguro es que salen los buses convencionales del área de influencia de la Metrovía

Viteri contó que se hizo necesario actualizar la demanda de los pasajeros, que ha bajado a menos de la mitad en todo el sistema Metrovía, que cubre actualmente las troncales 1, 2 y 3. Esto último, agregó, es por la pandemia y por las medidas de bioseguridad dispuestas ante la emergencia sanitaria que lleva quince meses en Ecuador. Una vez que la situación vaya mejorando, el número de usuarios se incrementará, indicó.

Publicidad

Y el tener los comparativos de los pasajeros antes de la pandemia y en pandemia les permitirá determinar la flota o el número de buses que requerirán para atender esta nueva ruta. Los estudios de actualización de la demanda y la oferta de esta troncal están a cargo de la Agencia de Tránsito y Movilidad (ATM), indicó Roberto Ricaurte, gerente general de esta última entidad.

De 400.000 usuarios diarios que antes de la pandemia movilizaba la Metrovía en total (en las tres troncales en funcionamiento) se pasó a 170.000 pasajeros al día que utilizan el servicio, según los cálculos municipales y que ayer reiteró Viteri, quien espera que a medida que se “normalice” la situación sanitaria en el país se vaya normalizando también la demanda de los usuarios de este sistema de transportación pública.

La construcción de la obra civil de la troncal 4 comenzó en marzo del 2019 y finalizó, toda la infraestructura, el 30 de abril del 2021, tras una prórroga dada en diciembre del 2020 ante la paralización obligatoria de los trabajos al inicio de la pandemia del COVID-19 en Ecuador.

La parada tipo terminal de la troncal 4 está en el sector conocido como Batallón del Suburbio, en el suroeste de Guayaquil. Este lunes 14 se anunció que esta ruta comenzaría a operar en diciembre de este año. Foto: Carlos Barros / El Universo. Foto: El Universo

La obra civil fue ejecutada por el consorcio Riptech y le costó al Municipio porteño $ 16′208.333,77.

Una vez que estén los estudios de la demanda de pasajeros se definirá la flota y posterior a ello, semanas después, se llamará a licitación para la operación del servicio.

Según los representantes del cabildo, involucrados en este tema, el operador del servicio de la troncal 4 estará conformado por los transportistas históricos del sector (quienes prestan el servicio en esa zona y en las áreas de influencia). En las otras troncales en funcionamiento, 1, 2 y 3, se constituyeron consorcios para participar en el proceso de licitación.

Publicidad

Metrovía de Guayaquil no lleva ni a la mitad de sus pasajeros; hay preocupación por su futuro

Los transportistas convencionales que ofrecen actualmente el servicio en toda esta zona deberán de salir del lugar una vez que empiece a operar la troncal 4, siempre y cuando estén en el área de influencia de la Metrovía.

Solo los buses (líneas de transportes) que no estén en esa zona de influencia de la troncal 4 seguirán circulando, según representantes del cabildo.

La ruta de la troncal 4 de la Metrovía, con sus respectivas paradas. Foto: El Universo

En el suroeste, por donde pasa la troncal 4, habitantes, transportistas y dirigentes barriales estaban preocupados porque sostenían que hasta antes de la visita de Viteri nadie les había explicado cuándo comenzaría a funcionar la troncal 4, qué ruta cubriría, qué pasaría con la transportación convencional en ese sector, entre otros detalles.

Varios ciudadanos expresaron a este Diario, la semana pasada, su malestar y su inquietud por la falta de difusión y de comunicación de esta obra.

“No hay una información exacta y tampoco sabemos cuándo se va a ejecutar (empezará a operar)… Nos preocupa cuál va a ser el futuro de la transportación en la zona”, decía, la semana pasada, Guillermo Leone, dirigente barrial en la parroquia Febres Cordero.

Preocupación en habitantes por ‘futuro incierto’ de la troncal 4 de la Metrovía; cabildo espera estudio actual de la demanda del servicio

Asimismo, otros habitantes expresaron su preocupación porque desconocían qué iba a pasar y también por un supuesto “abandono” de la obra, ya que estaban construidas o listas las paradas de la troncal 4, pero no se utilizaban. Y en unas paradas incluso ya se veían daños, además del polvo, como en el caso de los parterres que separan el carril exclusivo de la Metrovía del de los carros particulares.

Las paradas o estaciones ya están en manos del Municipio. Y una vez que finalizó la obra física se contrató la fibra óptica, que está en fase de implementación, así como la semaforización en la zona de la troncal, agregó el gerente de la ATM.

La semaforización está al 10 % en la troncal 4 y se espera que esté al 100 % en 90 días, según Ricaurte.

En las próximas semanas también se comenzará con la contratación de las cámaras de seguridad para monitorear la troncal 4.

Y está en proceso también la instalación de voz y datos que se requieren por parte de la Metrovía. Además, está en trámite la recepción provisional de la obra por parte del Municipio y Metrovía, se indicó el viernes último a este Diario, en las respuestas a las preguntas planteadas por EL UNIVERSO ante las inquietudes ciudadanas sobre el futuro de la troncal 4 que hasta ese entonces era incierto, pues se había anunciado primero su funcionamiento para diciembre pasado y luego para el primer trimestre de este 2021.

Ahora se conoce que empezaría a operar o dar el servicio a la ciudadanía en diciembre de este año.

La troncal 4, cuya ruta empieza en la calle Assad Bucaram, más conocida como la 29, y la J hasta llegar al centro, en la avenida Malecón (y viceversa), tiene en total 23 paradas. Al inicio se dijo que serían 24 (una se eliminó). El trayecto o recorrido final de la ruta será de 23,68 km. (I)