Unos tienen siete meses sin sueldo; otros, ocho, y algunos hasta doce meses sin percibir su salario por el trabajo que cumplen a diario en clínicas, hospitales y centros médicos de salud que son prestadores externos del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Pese a recientes pagos del Gobierno, la gigantesca deuda del Estado al IESS sigue imparable y se ubica en $ 8.531 millones

La mañana de este viernes 30 de septiembre, más de 200 trabajadores de salud acudieron a los exteriores de la Caja del Seguro, en la avenida Olmedo y Noguchi, para realizar un plantón y exigir el pago de al menos 200 millones de dólares a las decenas de instituciones que conforman la Asociación Nacional de Prestadores Externos de Servicios de Salud.

“Estamos cansados. Más de un año que nos dicen ya vamos a pagar, ya vamos a pagar. El presidente dice que ya está la plata, dónde está la plata, porque a mí no me han pagado. Yo tengo una hija sin mantener, en la tienda no me quieren fiar, el banco ya no me quiere prestar”, expresó Joaquín Luna, trabajador de Sistemedic, un prestador externo.

Publicidad

Ese centro se encarga de solventar necesidades de consultas médicas, pruebas de laboratorios, entre otros exámenes. “Nosotros seguimos atendiendo a la gente, pero por favor, páguennos, cómo podemos brindar el servicio sin insumos”, comentó.

Representantes de prestadores externos indicaron que les urge comprar insumos y medicinas para los pacientes que están hospitalizados, que necesitan con urgencia el pago. Foto: José Beltrán/ El Universo Foto: El Universo

En el sitio también estuvieron trabajadores de la clínica San Vicente, hospital León Becerra. “No nos pagan y quieren que atendamos”, repetían los profesionales de la salud. Ellos llevaron pancartas, cartulinas con frases, gigantografías y hasta dos ambulancias que estaban en los exteriores de la Caja del Seguro.

Allí los representantes de prestadores externos agregaron que les urge comprar insumos y medicinas para los pacientes que están hospitalizados en las clínicas y hospitales, por lo que necesitan el pago.

Solo en el hospital León Becerra el IESS adeuda más de 2′000.000. Y por eso sus trabajadores ya tienen ocho meses sin cobrar sus sueldos.

Publicidad

“Uno ama su trabajo, pero así no se puede vivir. Me van a botar a la calle por no pagar el alquiler, no nos prestan dinero, no tenemos cómo subsistir. Presidente Lasso, qué pasa con el derecho a la salud, con el derecho al trabajo, todo trabajador tiene derecho a su sueldo”, manifestó una de las trabajadoras.

Personal de la Policía y de la Agencia de Tránsito y Movilidad (ATM) acudieron al sitio para controlar la situación. (I)