Con la exposición de testimonios y una feria lúdica, un total de 665 niñas y adolescentes culminaron su participación en veinte escuelas de liderazgo que se desarrollaron en distintos sectores de Guayaquil para potenciar habilidades, desarrollar la comunicación asertiva, detectar situaciones de vulnerabilidad y violencia, entre otros aspectos.

Las beneficiarias provenientes de sectores como los Guasmos, Trinitaria, Suburbio, Cisne 2, Sergio Toral, Monte Sinaí, Nueva Prosperina, además de otras zonas rurales del Morro, Progreso y Posorja, participaron en este proyecto durante un año y estuvieron en una ceremonia de clausura ejecutada en la plaza Guayarte, en el norte. Además en estas capacitaciones estuvieron 300 representantes de familia y tutores.

Publicidad

La organización Plan Internacional, en convenio con la Dirección municipal de la Mujer, desarrolló el proyecto con talleres enfocados en temas digitales y tecnológicos en los que las menores pudieron reconocer sus cualidades para fortalecer su autoestima, reconocer la importancia de tener un proyecto de vida con metas, obstáculos y aliados para superar las trabas, además de aprender habilidades de comunicación y liderazgo, derechos principalmente de mujeres, identificar violencia, incluyendo la digital, contra las mujeres y dónde recurrir en caso de tener un problema de esta índole.

En unas carpas distribuidas en la plaza de Guayarte, junto a la sede de Épico, las menores hablaron sobre diversos temas como el empoderamiento femenino, comunicación asertiva, igualdad de género y los derechos.

En el acto de culminación también estuvieron la alcaldesa Cynthia Viteri; Vivianne Almeida, principal de la Dirección de la Mujer, y delegados de Plan Internacional.

‘El arte peligra’, la frase pintada afuera del conservatorio Antonio Neumane que retrata cinco años de espera y desazón. Los estudiantes reciben clases en espacios improvisados a falta de edificio

Héctor Hurtado, gerente de Plan Internacional en Guayas y Los Ríos, dijo que se invitó a las niñas que participaron a que se sumen al movimiento Por Ser Niña, para que continúen en procesos de formación y activismos como grupo de mujeres.

Programa involucró a niñas de sectores del sur, noroeste e incluso de parroquias rurales. Foto: El Universo

Allí, posteriormente a la entrega de certificados y escuchar a varias de las menores beneficiadas, la alcaldesa Cynthia Viteri insistió en que estas menores han decidido seguir sus sueños y no de otros, alzar su mano en caso de tener dudas, ser honestas y no quedarse calladas en caso de sufrir algún tipo de vulnerabilidad.

“Yo hubiera sido detective si la vida no me hubiera llevado por otro camino”, dijo Viteri tras consultar a varias de las asistentes sobre sus aspiraciones profesionales que le contaron de ser expertas en Leyes, Criminología y Arte.

Publicidad

Luego, ella mencionó que la mujer suele tener distintas circunstancias en comparación con los hombres y con ello el desarrollo de habilidades debe ser mayor en esta sociedad.

Para motivar a las menores en seguir sus aspiraciones, la funcionaria recordó que a ella le tocó vender sánduches y repartir volantes para continuar hacia sus objetivos.

“Dejen que eso se constituya solamente en ruidos y ustedes sigan corriendo hacia sus metas, no olviden que al final la vida es suya, que quien la va a vivir son ustedes, que quien va a ser feliz con lo que hace son ustedes, y que quien decida el camino que van a llevar adelante son ustedes”, dijo, y alentó a las menores que se enfrenten a cada desafío.

Por primera vez, mujeres lideran consejos estudiantiles en dos colegios salesianos; los proyectos apuntan a inculcar valores y promover concursos de arte

Nataly, de 13 años, resaltó que las capacitaciones le permitieron detectar y conocer cómo estar alerta en caso de vulneraciones a su integridad. “Denunciar a la persona y llamar a alguien que nos ayude en caso de abusos, como la Policía o a las profesoras”, dijo la adolescente, residente en el Guasmo norte, sobre las alternativas que puede buscar en urgencias. Asimismo, otros padres consideraron interesante que se mejore la confianza y la comunicación con sus hijos a fin de hallar soluciones y encarar sus problemas.

Publicidad

El principal de Plan Internacional indicó que al inicio encontraron a niñas con la necesidad de vincularse con otras niñas y comunicar sus ideas. Luego de un año, dijo, ellas tienen una mejor comprensión sobres sus derechos y han desarrollado habilidades para interactuar e incluso enseñar lo aprendido a otras niñas.

Vivianne Almeida, principal de la Dirección de la Mujer, resaltó que ahora ellas han podido detectar talentos, pueden ser líderes en sus sectores para replicar los conocimientos aprendidos en los talleres. “No están solas, su voz es importante, es fuerte, adentro tienen una fortaleza que inspira y motiva. No dejen de alzar su voz”, les pidió. (I)