El Municipio de Guayaquil busca acelerar la emisión de veredictos de la apelación a la sentencia que dejó sin efecto la adjudicación del contrato para la construcción de las soluciones viales en las avenidas de las Américas e Isidro Ayora y en las avenidas Juan Tanca Marengo y Rodrigo Chávez.

El cabildo informó que envió dos escritos a la Corte Provincial de Justicia del Guayas para solicitar que se emitan los dictámenes.

La audiencia de apelación, en el caso del intercambiador de las avenidas de las Américas e Isidro Ayora, se efectuó el pasado 5 de julio.

Un nuevo paso elevado se levantará en una intersección de Guayaquil que soporta 30.000 carros por día

Esta solución vial beneficiará en forma directa a 500.000 personas, que la atravesarán a diario, aunque de manera indirecta tendrá un impacto positivo en todos los habitantes de la ciudad, ya que aliviará el tráfico vehicular. La oferta ganadora es de $ 18,4 millones.

Publicidad

Publicidad

El caso fue conocido por la Sala Penal, encabezada por Richard Gaibor Gaibor, en calidad de ponente, además de Johann Marfetán Medina y Víctor Vaca González.

Según el procurador síndico municipal, Cristian Castelblanco, se han presentado por ese caso dos escritos: uno el 18 de julio y el otro el 1 de agosto. En los documentos se solicitó que, habiendo vencido el término señalado en el artículo 24 de la Ley Orgánica de Garantías Jurisdiccionales y Control Constitucional, se dicte sentencia.

Es así que se conmina a los jueces de la Sala Especializada de lo Penal, Penal Militar, Penal Policial y Tránsito a que se dicte la sentencia, ya que se ha vencido el término de ocho días laborables previstos en la disposición legal citada.

Por otra parte, la audiencia de apelación por el caso del intercambiador que se levantará en las avenidas Juan Tanca Marengo y Rodrigo Chávez se realizó el pasado 15 de julio. Asimismo, tras haber concurrido el plazo de ocho días para conocer el veredicto, se emitió un escrito el 1 de agosto para solicitar el fallo.

En este caso se conmina a los jueces de la Sala Especializada de lo Laboral a que dicte la sentencia correspondiente. Por la medida cautelar no se pudo proceder a la firma del contrato, que ya había sido adjudicado.

El proyecto, según informó el Municipio, prevé una inversión de $ 12,1 millones. (I)