Pese a que los casos de contagio de COVID-19 reportan una estabilidad y se presentan en menos cantidad que hace tres semanas, dos carpas de atención médica, con camas y oxígeno, se mantienen en los ingresos de Guayaquil, por la vía a la costa y vía a Daule. A su vez, se incorporó nuevos espacios para atención de emergencias a causa del virus en el Centro Zumar, en Bastión Popular, y en el CAMI, en Pascuales, en el noroeste de Guayaquil.

Este jueves, José Vera Solórzano, panadero de Chongón, de 69 años, acudió a revisión médica ya que tiene una semana con tos, sin fiebre. El médico de la carpa del Municipio de Guayaquil, ubicada antes del peaje vía a la costa, revisó el resultado de los exámenes, lo examinó con el estetoscopio y le explicó que no tiene síntomas para sospechar de COVID-19, sino un resfrío, tiene diabetes también y le recetó la medicina correspondiente.

La hija del adulto mayor comentó que ella, su esposo y otro familiar cercano sí tuvieron COVID-19 hace un mes y que acudieron al punto de vigilancia en Chongón. “Nos enfermamos cuando no había cómo ir a un hospital porque todo estaba lleno, venir aquí es un alivio porque nos atienden y nos mandan a hacer los exámenes de sangre al hospital del Municipio mismo, eso nos hubiera salido más de $ 100, dinero que no tenemos a la mano”, comentó la mujer.

En el sitio también estaba una adulta mayor que fue para control. Ella acudió la semana pasada con insuficiencia respiratoria y tuvo que ser colocada en una camilla con oxígeno hasta que se estabilizara.

Publicidad

Las carpas en los ingresos a la ciudad cuentan con camas, tanques de oxígeno, medicina y atención médica. Foto: Jorge Guzmán

Médicos de los puntos indicaron que hace tres semanas se atendía a más de 40 pacientes por día, ahora ven a 15 pacientes diarios.

Así lo reflejan los informes epidemiológicos de las últimas semanas. Este descenso se refleja en el último reporte número 29, en la carpa ubicada en la vía a Daule, peaje Chivería, se atendió a 104 personas; mientras que en el reporte número 24 fueron más de 144 personas que llegaron a hacerse atender con sospecha de COVID-19.

Y en la carpa ubicada en la vía a la costa, a la altura de Chongón, se brindó atención a 99 personas en la última semana, de las cuales 45 fueron consideradas sospechosas y 13 confirmadas con COVID-19. En la semana del 29 de marzo y el 4 de abril pasados se reportaron atenciones a 221 personas en esa misma carpa de asistencia médica.

Aunque es evidente el descenso de pacientes, decenas de personas acuden para un chequeo médico tanto de otros cantones como de sectores populares de la ciudad. “Yo llegué desde la Floresta porque todo está lleno en la ciudad, me da miedo ir a los dispensarios y vengo a hacerme chequeo por malestar, aquí hay buena atención, es al aire libre, me parece muy seguro”, comentó Ana Lara.

El doctor Carlos Farhat, coordinador de salud del Municipio de Guayaquil, explicó que el protocolo en los puntos fronterizos de la ciudad consiste en que primero se le hace el triaje al paciente sospechoso de COVID-19; si este ha presentado síntomas directamente relacionados con el virus, le hacen prueba confirmatoria y si sale positivo, se lo medica y se le hace aislamiento y seguimiento. Y si es que tiene problemas al respirar, se lo deriva al Bicentenario, y si es de mayor complejidad, a uno de tercer nivel.

Así como hay estos puntos de contención COVID-19, en el Centro de Atención Municipal Integral (CAMI), en Pascuales, se inauguró un área exclusiva para pacientes con COVID-19. Este centro está a cargo de Washington Alemán, director de la Unidad de Prevención de Enfermedades Infecciosas (UPEI), que forma parte de la Dirección de Salud del Municipio de Guayaquil.

Publicidad

“Ahora las personas del norte de Guayaquil no necesitan movilizarse al centro o sur de la ciudad, pueden venir a atenderse aquí en Pascuales”, dijo la alcaldesa Cynthia Viteri, quien visitó el CAMI el pasado miércoles. Con esta incorporación el Municipio suma 72 puntos de lucha permanente contra el virus. En ese punto la atención será de 08:00 a 16:00, pero a partir del 25 de mayo atenderá los 7 días de la semana, las 24 horas del día, detalló el Municipio.

En la parroquia Pascuales habilitan un nuevo punto de atención a pacientes con COVID-19

Este jueves 13, otra área COVID-19 se inauguró en el Centro Zumar, en Bastión Popular. Romina Zeballos, directora de Zumar, explicó que el área de COVID-19 se encuentra separada de la zona de consulta general y de especialidades, para seguridad de los pacientes que presentan otro tipo de enfermedades.

Atenciones

Semanas atrás también estuvieron habilitados los puntos de atención médica del Municipio de Guayaquil en el ingreso a la Aerovía, en Durán, que atendieron a 79 personas y en la Terminal Terrestre, que sobrepasaron los 358 pasajeros, según el reporte epidemiológico número 27. Las cifras de atenciones en semanas anteriores eran mayores, según el comportamiento de la epidemia. (I)