El escenario de familiares de pacientes en exteriores de los hospitales centinelas COVID-19 del Guasmo Sur y Monte Sinaí, en el noroeste, se repite. Afuera del área de Emergencia de estos centros se agrupan familiares de nuevos contagiados que llegan con diversas complicaciones respiratorias, algunos desde otras provincias como Santa Elena, Los Ríos e incluso de Huaquillas, El Oro.

Así lo refieren directores de estos hospitales del Ministerio de Salud Pública (MSP), donde se han ido ampliando los espacios en estos últimos días para dar atención a los ciudadanos que llegan con sintomatología leve, moderada y grave.

Según el informe epidemiológico #2 de la Mesa Técnica de Salud del COE cantonal, en la semana entre el 10 y 16 de enero se registró una ocupación de las UCI con 238 pacientes con COVID-19 en la red de salud de Guayaquil, es decir, el 97,05 %. Mientras que en hospitalización se reportan 383 camas ocupadas, lo que significa el 81,84 % de ocupación.

Al hospital Monte Sinaí llegan más pacientes con sintomatología respiratoria, otros ingresan graves por derivación. Cortesía.

El doctor Ronny Moscoso, director técnico del hospital Monte Sinaí, comentó que ahora tienen 22 pacientes en la Unidad de Cuidados Intensivos COVID-19, a inicios de este año solo eran seis camas de las que disponían en ese servicio para atención grave.

Publicidad

Además tienen 25 pacientes hospitalizados de una capacidad de 27 camas divididas en un espacio de la emergencia y en otro piso.

“Como hemos tenido una elevación de casos, hemos adaptado en la emergencia un espacio para quienes lleguen con COVID-19. Ellos son los que necesitan asistencia más compleja. Uno son las emergencias polivalentes. Y de otro lado, aislado, se atiende a quienes lleguen con asistencia respiratoria. No pueden estar mezclados en una sola área, desde el inicio se los ha dividido, no puede estar un baleado junto a alguien que necesita aislamiento por asistencia respiratoria”, explicó.

Moscoso detalló que del total de pacientes que tienen hay el 20 % de ciudadanos que llegan desde otras provincias, como Santa Elena y Los Ríos, en su mayoría con la variante ómicron, según los resultados que ellos reciben del Inspi luego de enviar la muestra de los pacientes.

“Desde enero empezamos a recibir estas derivaciones de otros cantones y de provincias. Diariamente atendemos 45 pacientes respiratorios en la carpa de triaje, muchos sí son COVID-19, otros son influenza, gripe. Lo que sí nos hemos dado cuenta es que de todos los ingresados, el 80 % no se ha vacunado o solo tenía una dosis”, lamentó.

Publicidad

En una semana se reportan 15.184 casos de COVID-19 en Guayaquil, un aumento del 24 %. Hospitales comienzan a destinar más camas

Añadió que el tratamiento de la enfermedad no es tan complejo como se lo veía en pacientes en el 2020 y 2021, y que esto se debe a la efectividad de las vacunas.

En eso coincidió el doctor Julio César Velázquez, director asistencial del hospital del Guasmo, quien comentó que hay 58 espacios asignados en UCI COVID-19, de los cuales hay ocupados 52, el 95 %.

Publicidad

“En UCI hay una ocupación de camas de 15 a más de 18 días, es por eso que el flujo es lento. Lo bueno es que al momento no tenemos lista de espera de pacientes, como somos un hospital centinela de referencia seguimos recibiendo pacientes por derivación, han venido desde Huaquillas inclusive”, dijo el médico.

Velázquez explicó que en hospitalización hay el 80 % de ocupación, de 65 camas 50 están con pacientes.

Agregó que los reportes de la secuenciación que realiza el Inspi de las muestras de sus pacientes han sido variados. “Nos han indicado que son variantes ómicron y delta, en su mayoría, es muy variable”, dijo.

A estos centros siguen llegando enfermos desde sectores aledaños para atenderse en la carpa de triaje, otros pasan directo a emergencia por una complicación fuerte. (I)