Tres personas resultaron heridas en un accidente de tránsito registrado la mañana de este martes 16 de agosto en las calles 27 y la E, suburbio oeste de Guayaquil. El choque se produjo cerca del mediodía cuando un vehículo de color vino, de placas GSO 2064, impactó a una tricimoto que trasladaba a varias personas, entre ellas una mujer embarazada, según relataron los moradores.

Al lugar llegaron varias ambulancias para trasladar a los pasajeros heridos, mientras la muchedumbre responsabilizaba a la Agencia de Tránsito Municipal (ATM) porque en esa intersección, la 27 y la E, a pocos minutos del hospital Guayaquil, se han registrado al menos media docena de accidentes desde hace un par de meses.

“Todo es culpa de la señal de pare que puso la ATM en la calle E, que toda la vida ha sido preferencial, pero desde hace meses ya no es principal. Ahora la calle 27 es la vía preferencial, no sabemos cuál es el propósito, pero eso está causando muchos accidentes”, comentó Javier Sánchez, un vecino del sector que escuchaba con preocupación las quejas de uno de los heridos mientras los paramédicos de una de las ambulancias del Servicio de Emergencias Médicas de Bomberos lo colocaba en una camilla.

Otra moradora agregó que “los choferes no tienen la precaución de visualizar de qué lado está el disco pare y piensan que la señal aún está en la calle E cuando no es así, la ATM ahora la ha puesto en la calle 27″. Luis Rodríguez indicó que las pocas veces que un vigilante de tránsito acude a esa peligrosa intersección no educa a los conductores para que puedan informarse sobre los nuevos cambios realizados por la Agencia de Tránsito Municipal.

Publicidad

Más de 400 citados durante el feriado en Guayaquil por cometer infracciones

La intersección donde ocurrió el accidente se encuentra a tres cuadras del puente de la calle E, reconstruido hace unos años por el Municipio de Guayaquil, y a dos cuadras de la avenida Asaad Bucaram o más conocida como 29. En este sector se ubican tres escuelas y un colegio, por lo que los moradores temen por la vida de sus hijos estudiantes y exigen que la ATM designe a un agente para que de manera constante realice una campaña en dicha intersección peligrosa.

Este Diario intentó contactar al director de Control de Tránsito de la ATM, Luis Lalama, pero no respondió los mensajes. (I)