Guayaquil se convirtió este jueves, 23 de junio, en el primer municipio en aprobar —en segundo debate— una ordenanza para la evaluación de infraestructuras, edificaciones y construcciones existentes de alta concurrencia de personas.

La concejal Nelly Pullas, quien promovió este proyecto, explicó que con esta ordenanza se impulsará la revisión física de edificaciones con el fin de saber en qué condiciones están y qué medidas se tendrán que tomar para sus correctivos.

La iglesia de La Victoria, ubicada en el centro y parte del patrimonio de Guayaquil, se recuperará con $ 1,2 millones

“Se busca determinar en qué condiciones podríamos contar con ellas en alguna situación de riesgo, como un terremoto, por ejemplo, tener un mapa específico de cada una de las edificaciones de nuestra ciudad, hacer los correctivos necesarios...”, explicó

Ella acotó que son edificaciones que tienen concurrencia de más de 300 personas y que se necesita que se haga una división de este tipo de edificaciones en un periodo de un año en primera fase.

Publicidad

Por ejemplo, en tipos de estructura están las esenciales, como hospitales, centros de salud; estaciones de militares, policías, bomberos; estaciones de vehículos y aviones para emergencia; estaciones de control aéreo, plantas eléctricas, etc.

Mientras que en ocupación especial están las estaciones, escuelas, centros deportivos, además de centros que albergan más de 5.000 personas y algunos edificios públicos que tienen que estar atendiendo permanentemente.

Pullas explicó que se encargarán las direcciones de Riesgos, de Justicia y Vigilancia, Obras Públicas para comenzar con la aplicación de esta ordenanza. Además, que harán convenios con la Universidad Católica para realizar la presente evaluación.

Según explicó la concejal Nelly Pullas, los edificios con gran concurrencia de personas, así como infraestructuras esenciales, como estaciones de bomberos, serán parte del listado de construcciones que se revisarán. Foto: El Universo.

El concejal Héctor Vanegas indicó que está a favor del proyecto, pero que sería importante que se sumen las edificaciones del patrimonio cultural, de las cuales ya se van destruyendo al menos tres.

Publicidad

A ese pedido se sumó la concejal Lídice Aldaz. Ella detalló que hay que ver la forma de sumar a esta ordenanza o hacer una específica para la atención a esas edificaciones que están en riesgo.

El arquitecto Bolívar Sandoval, representante de la Dirección de Riesgo, quien fue uno de los que hicieron la ordenanza, explicó que la ciudad tiene un alto riesgo sísmico y que este proyecto es necesario.

Él explicó que con esta ordenanza se da el primer paso para ver aquellos edificios que requieren reforzarse.

“Esta ordenanza permite una evaluación visual inicial rápida en primera instancia por especialistas; y, para aquellos edificios que necesitan intervención, lo hagan, y así evitar colapsos si es que se da un sismo de gran intensidad”, explicó Sandoval.

Esta ordenanza en segundo debate fue aprobada por unanimidad, con los trece concejales presentes en la sesión. En los próximos días se iniciará su vigencia y se coordinarán las primeras intervenciones de infraestructuras, edificaciones y construcciones de alta concurrencia de personas. (I)