Aunque el Municipio de Guayaquil barajó el lunes la posibilidad de establecer una restricción vehicular por las noches para controlar la movilidad, la entidad anunció este martes que la medida se descarta.

La Municipalidad indicó que se descartó la restricción tras realizar un análisis del flujo vehicular de la ciudad.

El lunes, Allan Hacay, director de Riesgos y secretario del COE cantonal, anticipó que esa medida es para tratar de contener la movilización de la gente, especialmente para actividades consideradas no esenciales.

Guayaquil: hay 26 pacientes con COVID-19 en lista de espera para ingresar a las UCI de hospitales del IESS

La alcaldesa Cynthia Viteri aseguró este martes que “no se va a dar restricción vehicular nocturna”. “Hemos hecho un análisis de dónde está el mayor flujo de vehículos, y está en una carretera que no es nuestra competencia, que es vía a la costa”, dijo.

Publicidad

Estas son las seis medidas adoptadas por el COE de Guayaquil, tras anunciar que se reportan 1.547 contagios diarios de COVID-19

Viteri dijo que cada fin de semana entre 57.000 y 60.000 vehículos viajan desde Guayaquil hacia los balnearios aledaños. “Les corresponde a los cantones que tienen playas tomar medidas, también los cantones circundantes, como aforo en bares, restaurantes y discotecas”, sostuvo.

El COE cantonal indicó que iba a solicitar al Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) que se realice un control adecuado de la salida de carros de la ciudad. Se baraja que sea un control aleatorio o por placas para bajar la movilidad. Esto debido a que el fin de semana se movilizaron 53.000 vehículos a la Península. (I)