Este miércoles 14 de julio, funcionarios de la Fiscalía con apoyo de la Policía Nacional intervinieron las instalaciones del hospital Teodoro Maldonado Carbo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

En redes sociales, la institución señaló que el allanamiento se ejecuta por una investigación por la adquisición de insumos médicos y medicamentos con presunto sobreprecio en plena emergencia sanitaria por COVID-19.

Según la entidad, esta acción se implementó luego de que autoridades de esa casa de salud “se negaran” desde abril a entregar información de contrato relacionado con una investigación por presunto peculado.

No se han dado detalles sobre personas involucradas en las investigaciones. A su vez, el hospital público no emitió algún pronunciamiento sobre el tema el miércoles 14.

La mañana de este jueves, en un comunicado, el hospital señaló que la diligencia se dio dentro de una investigación del proceso de compra emergente No. 1 de 2020, “el cual fue observado y devuelto, en agosto del mismo año, para ser sometido a análisis por parte de los organismos de control”.

Refirió que durante la intervención de los funcionarios de la Fiscalía, representantes de la casa de salud dio las facilidades para cumplir con la diligencia legal, “con lo cual reafirma su compromiso de coopera con los entes de control”

La semana pasada, la Fiscalía ingresó a las instalaciones del hospital Los Ceibos del IESS para revisar y fijar la documentación relacionada con otro contrato de adquisición de insumos para terapias respiratorias que tendría sobreprecio de 288 %. (I)