Más de 10 representantes de federaciones nacionales de cooperativas de transporte se reunieron hoy, 10 de mayo, con dirigentes de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), en el norte de Guayaquil, para exigir que se revisen de forma urgente cuatro puntos como lo es la vacunación de los transportistas terrestres en todas sus modalidades, congelar los precios de los combustibles, revisar los créditos del gremio con entidades públicas y privadas, y las reformas a la Ley de Tránsito.

En la intervención, los dirigentes aseguraron que integrantes de este gremio a nivel nacional están “estresados, endeudados y desesperados” que al menos en Quito los llevó a paralizar actividades porque no tienen dinero para seguir prestando el servicio, ya que trabajan a pérdida.

Aseguraron que eso no ocurrirá en Guayaquil al momento pero que se necesita concretar estos pedidos con el presidente saliente Lenín Moreno y con el presidente electo Guillermo Lasso.

Oswaldo Guamán Martínez, presidente de la Federación de Transporte Escolar e Institucional del Ecuador, explicó que se busca un diálogo urgente para congelar el precio del combustible, ya que no les alcanza a los transportistas.

Por su parte, Cristhian Sarmiento, de la Federación de Transportes Urbanos del Guayas, explicó que se reunió con representantes de las 60 cooperativas de transporte de Guayaquil y que el pedido es que no se incremente el precio del diésel, que aún están haciendo un estudio técnico para un nuevo precio del pasaje para presentar a la alcaldesa Cynthia Viteri, en el Municipio de Guayaquil.

“Hay la suspensión de servicio de transportación de buses en Quito, pero es por la necesidad de cada transportista que no puede superar los gastos operativos, tienen gastos y muchas deudas. Nosotros no paralizamos, damos el servicio hasta que se pueda, por eso necesitamos la reunión con el Gobierno”, dijo Sarmiento.

Los dirigentes pidieron al Ministerio de Salud Pública (MSP) que se incluya a los transportistas al Plan Vacunarte ya que ellos también han trabajado durante toda la pandemia y que están expuestos al virus en sus jornadas diarias. (I)