Desde el parque El Arbolito, en el centro norte de Quito, se inició una caminata con representantes de la Cámara de Transporte Público Masivo de Pasajeros del Distrito Metropolitano de Quito. Desde este lunes 10 de mayo, varias unidades decidieron suspender sus operaciones como reclamo ante la falta de recursos que generan. La marcha tiene como destino el Palacio Municipal, en la plaza de la Independencia.

Desde el Municipio de Quito confirmaron que el alcalde Jorge Yunda recibirá a los representantes del transporte urbano en las siguientes horas.

José Santamaría, presidente de la Cámara de Transporte de Quito, dijo que la suspensión de servicio y esta marcha obedecen a la crisis económica que atraviesan por el incremento en el precio de los combustibles, irrespeto a las normativas en el Municipio de Quito y la crisis sanitaria.

Este gremio pide al Gobierno la congelación de los precios del combustible y que regrese al anterior costo por galón del diésel, de $ 1,03. A las autoridades municipales solicitarán que la asignación de rutas se delegue directamente a las operadoras y no por concurso público.

También piden que se les considere en el plan de vacunación en vista de correr alto riesgo de contagio en las unidades. Según informó Santamaría, esta medida se mantendrá hasta que las autoridades les reciban y accedan a los pedidos de este grupo de transportistas.

En redes sociales se difunden unos videos de agresión a unidades que decidieron salir a brindar el servicio de transporte de pasajeros y no compartir la suspensión de actividades de sus compañeros. (I)