Son 47 niños con COVID-19 los que permanecen en camas de hospitalización en el hospital Roberto Gilbert, en la Atarazana, norte de Guayaquil.

El aumento de contagios en niños se reporta desde días atrás en Guayaquil, ciudad que permanece con alerta roja por el elevado reporte de pacientes con COVID-19. Por eso, la alcaldesa Cynthia Viteri anunció que no habrá clases presenciales en los planteles educativos de la ciudad durante 30 días.

COE de Guayaquil ratifica que las clases presenciales seguirán suspendidas en el cantón durante 30 días; habrá sanciones para establecimientos que no acaten disposición

Médicos y autoridades sugirieron que los padres aprovechen este tiempo para acudir a los puntos de vacunación del Ministerio de Salud o del Municipio para inocular a sus hijos y que la enfermedad no sea grave, no se complique ni sea necesario ingresarlos a un hospital.

El doctor Carlos Farhat, director de la Mesa Técnica de Salud del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal, se reunió con el director del Hospital Técnico Roberto Gilbert, Alfredo Robalino, y médicos especialistas en infectología pediátrica por el aumento de niños contagiados con COVID-19 en la sala de hospitalización.

Publicidad

Según las cifras del hospital Roberto Gilbert, hay 47 pacientes pediátricos con esta enfermedad que están hospitalizados, de los cuales cuatro permanecen en la UCI-COVID-19. Y de este último grupo, tres son mayores de 5 años que no han sido vacunados.

El médico epidemiólogo Carlos Farhat (d) se reunió con médicos y autoridades del hospital Roberto Gilbert por el aumento de casos de COVID-19.

Por eso, Robalino hizo un llamado a los padres de familia para que vacunen a sus hijos, de 5 años en adelante. “Hay jóvenes de 10, 11 o 12 años hospitalizados que no tienen ninguna vacuna. Es terrible que todavía pongan en tela de duda los beneficios de vacunación”, lamentó él.

Asimismo, integrantes de la Mesa de Salud pidieron a los padres de familia estar alertas ante los siguientes síntomas: dificultad para respirar, vómito, constante poca orina o dejar de orinar por completo, dolor abdominal persistente, fiebre por más de tres días.

Ante estos signos, médicos recomiendan acudir a un hospital para recibir atención médica. En cambio, ante síntomas leves, se aconseja hidratar vía oral y controlar la fiebre con paracetamol. Mientras que si el menor de edad obtiene resultado positivo en COVID-19 pero no tiene síntomas, no es necesario medicarse y solo se requiere guardar aislamiento, aconsejaron. (I)