El Hospital de la Mujer Alfredo G. Paulson cerró sus puertas temporalmente el pasado viernes. Durante los próximos ocho meses esta casa de salud guayaquileña pasará por un proceso de adecuaciones y repotenciación tecnológica, con la que podrá acoger a pacientes con diversas patologías y ofrecer un portafolio más amplio de especialidades y subespecialidades.

En agosto del 2016 comenzó a funcionar este hospital, regentado por la Junta de Beneficencia de Guayaquil (JGB), y que remplazó a la maternidad Enrique Sotomayor, que durante décadas fue cuna de miles de guayaquileños.

Con el cese temporal de actividades en el Alfredo Paulson, los servicios de ginecología y mastología se ofrecerán en el hospital Luis Vernaza, también de la Junta, situado en las calles Escobedo y Loja, en el centro.

No obstante, quedaron suspendidos los servicios de obstetricia, entre ellos, el de emergencia y maternidad, una de las características del sanatorio.

Publicidad

Ante esto, las embarazadas están en búsqueda de otras casas asistenciales en las cuales puedan alumbrar y mantener sus consultas.

Los alrededores de la antigua maternidad Enrique Sotomayor, hoy Hospital Bicentenario, son puntos donde están instaladas clínicas con servicio de parto y con precios accesibles para las pacientes.

Una de ellas es la Santa Gema, ubicada sobre la calle Pedro Pablo Gómez. El parto normal en esta clínica tiene un costo de 400 dólares. Si el alumbramiento es por cesárea, el valor a pagar será de 600 dólares, en el que también accede a una habitación semiprivada. Si la paciente desea tener un cuarto individual, el costo adicional es de 80 dólares.

A pocos metros está situada la clínica Ortiz, frente al Hospital Bicentenario, también sobre el lado de Pedro Pablo Gómez. En este centro, el parto normal cuesta 750 dólares, mientras que la cesárea está a 1.200 dólares. Estos rubros incluyen los honorarios de los médicos, medicinas y la hospitalización por dos días.

El hospital Paolo Marangoni, de la Asociación Pro Bienestar de la Familia Ecuatoriana (Aprofe), está ubicado en las calles Rumichaca y Letamendi, en el centro de Guayaquil.

Para parto normal este centro hospitalario oferta valores que fluctúan entre 401 y 464 dólares, en los que se incluye un día de hospitalización. Mientras que para alumbramiento por cesárea los valores van de 795 dólares a 921 dólares.

Publicidad

Cierra el hospital Alfredo G. Paulson en medio de la incertidumbre del personal sanitario y de pacientes

Estos rubros incluyen dos días de hospitalización. Este hospital está libre de COVID-19, y antes de ingresar, las gestantes deben presentar pruebas con negativo para coronavirus.

Además, el Municipio de Guayaquil, en convenio con Aprofe, desarrolla un programa de atención a las embarazadas de escasos recursos. La selección se realiza mediante una convocatoria. Quienes son escogidas en este plan acceden a consultas médicas gratuitas en Centros de Atención Municipal Integral (CAMI) y el parto normal o cesárea sin costo en Aprofe.

La última convocatoria se realizó en febrero pasado. Las aspirantes deben superar varios requisitos solicitados por el cabildo.

El Ministerio de Salud Pública (MSP) registra en Guayaquil tres hospitales con servicio de maternidad y ocho centros de salud con Unidad de Tratamiento de Parto y Recuperación.

Asimismo, en Guayaquil y Samborondón hay otras clínicas privadas que ofrecen partos normales y por cesárea, en valores que varían entre 3.500 y 4.000 dólares, al agregarse honorarios de médicos o el tipo de habitación que utilice la paciente.

Mariana Salas tiene cuatro meses de embarazo. Aunque los primeros meses se hizo atender a través del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), al que está afiliada, busca alternativas de lugares para alumbrar, por temor a contagiarse de COVID-19 en algún hospital de la red de esta entidad.

“Tengo dos opciones (clínicas), pero ninguna baja de 2.000 dólares. No sé cómo estará el panorama en agosto en los hospitales públicos con lo del virus, por eso analizamos (con su esposo) el presupuesto y nuestra salud”, refirió la mujer.

Hospital Alfredo Paulson será centro de vacunación

El hospital Alfredo Paulson será un centro de vacunación contra el COVID-19 mientras dure la suspensión de actividades por las adecuaciones.

Juan Xavier Cordovez, director de la Junta de Beneficencia de Guayaquil, indicó a Ecuavisa que han ofrecido al Ministerio de Salud Pública un área para que vacunen a adultos mayores.

En este espacio ya se ha montado una sala de espera, cubículos para el registro de las personas que recibirán la vacuna y zona de recuperación. Se prevé inocular a unas 3.000 personas por día. (I)