La alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, prevé destinar $ 40 millones en el proceso de vacunación contra el COVID-19 en la ciudad. Refirió que los recursos saldrán del presupuesto local y que la meta es la inmunización de alrededor de un millón de ciudadanos, lo que equivale en cifras redondas al 30% de la población del Puerto Principal.

Luego de que el presidente Lenín Moreno mostrara apertura a que los municipios puedan importar lotes de dosis, la autoridad seccional indicó que el lunes 1 de marzo presentará la mesa de profesionales que se haría cargo del proceso sanitario.

En Ecuador, la vacunación contra el COVID-19 empezó el jueves 21 de enero en las ciudades de Quito, Guayaquil y Cuenca, luego de la llegada, un día antes, de 8.000 dosis, parte de un lote inicial de 86.000 unidades comercializadas por la farmacéutica Pfizer.

No obstante, la segunda entrega de vacunas llegó casi tres semanas después, al toque de que los primeros inmunizados necesitaran la dosis de refuerzo, situación que había generado dudas respecto al cumplimiento del cronograma de inmunización.

Por eso es que, ante la aparente lentitud del proceso en el país, gobiernos seccionales se sumaron al pedido inicial de Guayaquil de permitir a los municipios la importación del fármaco.

La alcaldesa Viteri, luego de remarcar que el Municipio ha destinado $ 35 millones en la lucha contra el COVID-19, indicó que serían inmunizados los profesionales sanitarios de primera línea, grupos vulnerables y ciudadanía que no pueda pagar por la dosis.

Esfuerzos locales

Dentro del combate contra el virus, el cabildo abrió el Hospital Bicentenario, de cuidados intermedios, donde estabiliza pacientes para evitar, según autoridades locales, que necesiten una cama de UCI en las casas de salud de la red pública, saturadas estos días por el aumento de contagios luego de los feriados.

El gobierno seccional cumple con vigilancia epidemiológica. Una mesa de salud mide el nivel de contagios en diferentes sectores, lo que permite focalizar la respuesta sanitaria y establecer directrices de prevención. (I)