El hospital general Monte Sinaí del Ministerio de Salud Pública (MSP), ubicado en el noroeste de Guayaquil, informó este miércoles 22 que la última paciente con COVID-19 fue dada de alta.

La mujer es identificada como Jacinta B., de 76 años, quien ingresó el 11 de septiembre a esa casa de salud en estado crítico.

Durante doce días, la mujer se mantuvo en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) bajo los cuidados de médicos intensivistas, enfermeros, terapeutas físicos y respiratorios.

A pesar de que la adulta mayor había recibido las dos dosis de la vacuna contra el COVID-19, ella padecía de males prexistentes como diabetes, hipertensión arterial e insuficiencia cardiaca que complicaron su cuadro de salud una vez que se contagió del virus.

“Estoy segura de que si mi mamá no hubiera estado vacunada, seguramente habría perdido la vida. Saber que está recibiendo el alta médica es increíble, porque fueron días de angustia, y ahora podemos llevarla de nuevo a casa”, manifestó Sandra, hija de la paciente.

En ese centro hospitalario se registró una disminución en las cifras de pacientes ingresados con coronavirus y en la mortalidad por el COVID-19 debido a la vacunación, según Miguel San Martín, director médico del hospital.

“La inmunización impidió que la enfermedad fuera más agresiva en la paciente y comprometiera sus órganos vitales”, indicó el funcionario con respecto a la salud de la adulta mayor. (I)