Vecino de Sauces 3 decidieron unirse para dar un toque navideño a una peatonal de la zona. Durante las últimas semanas se juntaron en sus tiempos libres para adornar la peatonal con guirnaldas, luces coloridas, un árbol y el pesebre, que representa el nacimiento de Jesús.

Nelson Vera, morador de Sauces 3, mencionó que los moradores recolectaron $ 5 por familia para comprar guirnaldas, luces navideñas, cascabeles, pinturas para el piso, objetos para llenar el árbol de Navidad, entre otros artículos. Destacó la unidad y colaboración de la comunidad para engalanar el sitio.

Es el primer año en que estos vecinos impulsan la iniciativa y la acogida ha sido buena aunque, agregó, hubo moradores que no se sumaron.

Comentó que hace unos quince días, vecinos y amigos se acercaron a ayudar, a poner “bonita” la peatonal. “Muchos trabajamos, pero siempre nos damos un tiempo para adornar nuestro sector”, dijo.

Publicidad

Vecinos se involucraron para engalanar esa zona peatonal en Sauces 3. Foto: José Beltrán Foto: El Universo

Vera lamentó que en la pandemia del COVID-19 murieron varios vecinos, sin embargo, este año se unieron todos y paulatinamente se involucran más en temas comunitarios.

Efrén Solano, representante de la comunidad Sauces 3, sostuvo que la idea surgió de un vecino, debido a que esa persona puso una guirnalda en un poste de alumbrado. Eso, dijo, motivó a los demás y decidieron pintar ese tramo y decorarlo con adornos navideños.

“Me alegro que este año los vecinos se hayan animado, debido a que en otras épocas estaban un poco renuentes”, detalló Solano, que habita en ese sector por más de 38 años.

Añadió que antes de la pandemia realizaban fiestas y reuniones navideñas para que se diviertan los niños de la zona.

Un tramo de la calle Panamá, en el centro de Guayaquil, fue iluminado con colores navideños

Asimismo, detalló que se está reuniendo constantemente con los moradores de Sauces 3 para implementar una puerta a la entrada de la peatonal para contrarrestar a la delincuencia. Son 34 villas. “Nosotros somos la 168 y la 169, tenemos casas de la villa 1 a la 17 y de la 17 a la 34″, contó.

Carlos Díaz, quien vive cerca de uno de los parques, resaltó que tienen cinco años tratando de mantener y decorar este lugar, en el que vienen niños y niñas de distintos sectores. Las peatonales 185 y 192 junto con todos los vecinos colaboran en esta área urbana.

Publicidad

“Cerca de 50 personas nos involucramos para poner bello este parque, han existido casos en los que residentes tuvieron que viajar fuera del país y aun así nos han apoyado económicamente para llenar de adornos navideños el parque”, relató y agregó que el 20 de diciembre llevarán a cabo una fiesta para los niños.

En este parque de Sauces 3, vecinos se acercan y se toman fotos con el decorado navideño. Foto: José Beltrán Foto: El Universo

También manifestó que en esa zona tienen guardias que ayudan con la vigilancia, y que se preocupan por el cuidado y mantenimiento del parque.

“En octubre comenzamos a llenar el parque con artículos navideños, y todavía faltan los clásicos regalos ‘invisibles’, más luces y flores”.

Este espacio abierto suele ser un atractivo para moradores y visitantes, “las personas llegan de todos los sectores del norte y se toman fotos”, refirió el hombre.

Mónica Panchi vive desde hace 30 años en el sector de Sauces 8. Comentó que desde su llegada a ese sector ha construido el pesebre que adorna el lugar, tradición familiar que mantiene pese al fallecimiento de su esposo, en marzo del año anterior.

Relató que fue duro perderlo, pero estos arreglos navideños la animan y la hacen olvidar por momentos de todo lo que vivió en esa época. Desde el 14 de noviembre comenzó con el proceso para armar este pesebre y lo terminó de decorar el 21 del mismo mes.

Sobre la seguridad, Panchi resaltó que su sector es tranquilo, “en todos los años que llevo viviendo acá nunca han robado ningún objeto de mi pesebre”.

En Sauces 8, Mónica Panchi y su hija se encargan de decorar el pesebre todos los años. Foto: José Beltrán Foto: El Universo

Agregó que por muchos años ella se dedicaba a arreglar y embellecer el pesebre, pero a medida que pasó el tiempo, dejó que sus hijos Jonathan, Fernanda y Joselyn la ayuden a decorar y perfeccionar el nacimiento.

Aclaró que no gasta en materiales debido a que sus familiares la ayudan económicamente. (I)