Andrés tiene 10 años. Hace dos meses su vida cambió cuando le diagnosticaron leucemia. Ya lleva su cuarta quimioterapia en Solca y con ayuda de sus médicos y de su mami espera ganar esta dura batalla que ayer, 15 de febrero, Día Internacional contra el Cáncer Infantil, se recordó de forma emotiva.

El cáncer al ser la segunda causa de muerte en el Ecuador también tiene una gran población de pacientes pediátricos. A Guayaquil llegan niños desde diversos sectores, cantones y provincias del país a los hospitales de Solca, Francisco de Ycaza Bustamante y Roberto Gilbert como primera instancia.

Sin embargo, con la pandemia del COVID-19 aumentó la complicación en atenciones de pacientes, en tener su tratamiento a tiempo e incluso que estos puedan desplazarse a acceder a una revisión médica oportuna y de forma constante.

Rafael Palacios, presidente de la Asociación de Padres de Niños y Adolescentes Con Cáncer (Apnacc), explicó que son más de 200 familias que tienen pacientes oncológico-pediátrico y que padecen una situación más compleja en este año.

Publicidad

Él comenta que reciben el llamado de padres desesperados que no cuentan con los costosos medicamentos para el tratamiento de sus niños, ya que en algunos hospitales no hay los fármacos debido a diversas circunstancias relacionadas con la pandemia.

Palacios explicó que la invisibilización va desde la ley con respecto al cáncer, porque no se diferencia a adultos y niños, en el cuadro de medicamentos del Ministerio de Salud, en malos diagnósticos de los casos –hay un proceso alargado y complicado para los padres– y hasta en la dotación de medicinas para los pacientes oncológicos.

Agregó que tan preocupante es el tema de la medicación que los padres acudieron a la Defensoría del Pueblo para que se revise el caso de los hospitales que no están dando los fármacos a los niños.

“Nos dicen que no hay presupuesto, pero debe haber solución con algún convenio privado, es necesario, no se puede ser indiferente como se lo está haciendo hoy”, lamentó Palacios.

Ante la gran necesidad que viven las familias de pacientes con cáncer, pese a la ayuda de algunas instituciones, la Fundación Casa Ronald McDonald de Ecuador lanzó la campaña Adopta a una Familia, para seguir dando la mano a quienes padecen de esta enfermedad.

Esta entidad explicó que por la pandemia muchas actividades en que se gestionaban recursos para estas familias fueron suspendidas, como bingos, presentaciones, entre otras, por la bioseguridad.

Publicidad

La Fundación indicó que hasta el momento son más de 11.228 familias beneficiadas, que se han hospedado gratuitamente en la Casa Ronald junto con sus niños mientras reciben tratamiento médico en Solca. Según estudios de esta institución, al menos el 40% de los niños con cáncer abandonan su tratamiento por falta de recursos y apoyo.

“Nuestra meta es llegar a 1.000 familias adoptadas. Los aportes nos permitirán dar hospedaje a más de 60 personas a diario que provienen de diferentes provincias del país. Más que un lugar físico, brindamos un hogar donde las familias puedan permanecer unidas y no tengan que separarse tras la enfermedad de sus pequeños, ayudando de esta manera a que la unión familiar y tranquilidad que les brindamos permitan una pronta y adecuada recuperación”, dice Roxana Muñoz, directora de la Fundación Casa Ronald McDonald de Ecuador.

Ayer, la mamá de Andrés comentó que debido al feriado muchos se vieron en situaciones complejas ya que necesitaban medicamentos y no los tenían a la mano, ni podían acceder a la ayuda constante que les brinda el Comité De Damas de Solca. “Ellos siempre nos ayudan con muchas cosas, pero en estos días me dieron una receta de una leche que se le suministra vía intravenosa, por suero, y cuesta unos $ 100; me pidieron dos, pero solo conseguí una, es muy desesperante esto que nos toca vivir. Mi deseo es que nos sigan apoyando”, dijo la mamá del niño que padece leucemia.

Carlos Martínez, de 60 años, ayer pidió ayuda para conseguir plaquetas para su hijo de 15 que se encuentra internado en el hospital de Solca debido a leucemia. Él comentó que llegó desde Isidro Ayora. Puede llamar al 099-330-3357. (I)