Pese a la vigencia de la ley seca y las restricciones locales para evitar el COVID-19, algunos establecimientos y ciudadanos de Guayaquil violaron esas reglas. Durante este fin de semana, la Dirección de Justicia y Vigilancia del Municipio de Guayaquil, Intendencia General de Policía, Gobernación del Guayas y la Policía Nacional realizaron un operativo de control que dejó como resultado la clausura de quince locales.

Un boletín del Municipio sobre esos operativos da cuenta de que los establecimientos que fueron sancionados son una gallera, un complejo deportivo, un billar clandestino, un restobar, 5 bares clandestinos, 4 licoreras y 2 viviendas, en donde se realizaban fiestas. El operativo conjunto se desarrolló en zonas del centro, sur y suburbio de la ciudad.

En Guayaquil, cierre de 14 de 17 locales del patio de comidas fue la alternativa ante la posible clausura de todo el centro comercial donde hubo evidencia de aglomeraciones

En el sector de La Chala, noroeste de Guayaquil, un bar donde se habían roto los sellos de clausura estaba funcionando y expendiendo bebidas alcohólicas, pese a la ley seca, detalla el informe.

La sanción comprende desde uno hasta cinco salarios básicos (de 400 a 2.000 dólares), dependiendo de la infracción que se ha cometido.

Según el comunicado del Cabildo, el intendente de Policía, Carlos José Amores, señaló que se ejecutan múltiples operativos en la Zona 8 (Guayaquil, Samborondón y Durán).

Clausuran tres locales de un centro comercial del norte de Guayaquil

En redes sociales se denunció que en algunas zonas de la ciudad hubo aglomeraciones por festejos familiares en domicilios, en este caso con asistentes sin mascarilla y con personas que ingerían bebidas alcohólicas. (I)