Ciudadanos que pasaron por un contagio de COVID-19 desde inicios de enero en Guayaquil ya están dados de alta, otros ya salieron con sus pruebas negativo, pero permanecen en aislamiento por recomendación médica. Sin embargo, aún existen dudas de si estos pacientes pueden vacunarse por primera vez o recibir el refuerzo de inmediato, o cuándo podrán reencontrarse con sus familiares y amigos.

El nivel de contagio en Guayaquil tuvo un repunte significativo que provocó que se declare alerta roja en la ciudad. Según el informe epidemiológico número 2 se ratificó una importante tendencia sostenida al alza en el número de casos confirmados de COVID-19, que pasó de 13,16 a 36,1 por cada 10.000 habitantes. En solo una semana hubo más de 15.000 nuevos pacientes solo en Guayaquil.

Médicos locales que están tomando como referencia información de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) indican que la persona apenas salga de la enfermedad de COVID-19 puede adquirir la vacuna.

El doctor Orlando Pin explicó que la inmunización es necesaria para evitar reinfectarse, por lo que las personas pueden ir por su primera o por el refuerzo, si es que le llegara a tocar, según lo estipulado por el Ministerio de Salud Pública (MSP).

Publicidad

El doctor Orlando Pin revisa a sus pacientes pos-COVID-19, él recomienda la vacunación de forma inmediata luego de comprobarse que esté negativo, según cada caso. Cortesía.

En eso coincidió el doctor Carlos Salvador, director de Salud del Municipio de Guayaquil, quien resaltó que cuando el paciente tenga ya un resultado de estar negativo al virus y no tenga síntomas puede acceder a la vacunación para evitar la enfermedad grave, ya que debido a las mutaciones y nuevas variantes podría volverse a infectar.

Indicó que las mujeres embarazadas, a partir de la semana 20, ya pueden acceder a la vacunación sin ningún problema. “Cuando el producto ya ha tenido sus órganos bien desarrollado, no hay alguna malformación, puede vacunarse. Los niños a partir de los 5 años pueden vacunarse, las personas con algún tipo de discapacidad pueden vacunarse, personas con enfermedades pre-existentes pueden vacunarse”, explicó.

El plan de vacunación del MSP se realiza junto con el Municipio en vacunatorio de Mucho Lote 1, en el norte; y en la Terminal 25 de Julio de la Metrovía, en el sur. Foto: José Beltrán. Foto: El Universo

El médico epidemiólogo Carlos Farhat, director de la Mesa Técnica de Salud del COE cantonal, explicó que el año pasado se decía que había que esperar luego de enfermarse para acceder a la vacuna. La disposición actual internacional y avalada por el MSP es que apenas salgan de alta deben vacunarse de inmediato primera dosis o si es que ya les toca su refuerzo.

Médicos explicaron que en Guayaquil hay diferentes casos en pacientes, la mayoría infectados por la variante ómicron y vacunados han experimentado síntomas muy leves; otros que no se han vacunado sí han pasado por un proceso más extenso de 7 a 10 días, por lo que en algunos casos se sugiere al paciente que luego de dar negativo al virus o estar de alta esperen unos 7 a 10 días más para vigilar en casos de alguna reacción adicional.

Publicidad

https://www.eluniverso.com/guayaquil/comunidad/pacientes-que-padecieron-dos-y-hasta-tres-veces-el-covid-19-cuentan-las-marcadas-diferencias-en-sintomas-segun-las-variantes-y-la-aplicacion-de-vacunas-nota/

El doctor Alberto Campodónico, del staff de la clínica Kennedy Alborada, explicó que él recomienda a sus pacientes a partir de 50 años o que tengan alguna comorbilidad que esperen de 1 a 2 meses para vacunarse con los refuerzos por cualquier reacción pos-COVID-19 y para que así les dure un poco más la inmunidad.

“Recordemos que luego de salir negativo en la prueba hisopado puede tener algunos rezagos de la enfermedad que al colocar la vacuna podrían hacerlo decaer un poco. Por eso es necesaria la vigilancia médica a los pacientes más complejos”, explicó.

Añadió que la recomendación para los adultos mayores es que deben esperar unos días más ya que quedan con las defensas bajas por salir de la enfermedad. “Sabemos que en los adultos mayores es más baja la inmunidad por su condición, por eso puede ocurrir una nueva infección viral o bacteriana si salen a exponerse luego de haber salido del COVID-19, se recomienda que ellos se mantengan aislados porque aún hay adultos y niños que siguen enfermándose y los podrían recontagiar”, alertó Campodónico.

Julio César Goya, presidente de la Fundación Juventud en Acción (JEA), explicó que hace 20 días estuvo enfermo con COVID-19 debido al contacto que tienen día a día con diversas personas, incluida la población que deambula en las calles.

Publicidad

Él explicó que pese a que está negativo hace unos días, poco a poco está retomando sus actividades. “Mi médico me dijo que me cuide, que no abuse, y eso estoy haciendo, aunque me siento mejor trato de tomar las cosas con calma”, explicó el joven. (I)