Durante los últimos años, el Municipio de Guayaquil ha presupuestado entre 650 y 700 millones de dólares anuales para obras y su operación.

Para tener una idea, construir el complejo vial del quinto puente, que uniría el sur de Guayaquil con otros cantones del Guayas, demandaría todo un presupuesto similar.

El alcalde de Guayaquil, Aquiles Alvarez, dijo que ese proyecto del quinto puente requerirá más de 700 millones de dólares.

Publicidad

Y este miércoles habló de que para su financiamiento se deberá analizar el tema con la Prefectura y cantones como Samborondón, Daule, Durán, que forman el Gran Guayaquil.

Alvarez anticipó incluso que se podría ir a un proceso de concesión para esa obra.

Una vez que Guayaquil ha recibido del gobierno de Guillermo Lasso la competencia de esa obra, el Municipio porteño deberá definir aspectos técnicos para impulsarla.

Publicidad

Por el gran presupuesto que se requiere y todo el proceso que supone impulsar el proyecto, el Municipio estima que ese puente no estará en menos de cinco o seis años.

La propuesta del quinto puente se viene programando desde el gobierno de Rafael Correa. Se intentó impulsar en el gobierno de Lenin Moreno y durante la administración de Lasso se actualizaron los estudios.

Publicidad

Este miércoles, antes de recibir la competencia, Aquiles Alvarez dijo que en octubre realizaron el pedido para obtener ese proyecto puente. Destacó que se hizo un profundo análisis para hacer ese requerimiento.

Sostuvo que un gobierno tiene otro tipo de prioridades y es mejor que un GAD lidere el proyecto del puente.

El presidente de la República, Guillermo Lasso, al entregar la competencia la tarde del miércoles pasado, indicó que este proyecto conlleva 46 kilómetros de vía, cuatro puentes y tres intercambiadores de tráfico.

También mencionó que la obra beneficiará a 4,5 millones de habitantes de la provincia del Guayas.

Publicidad

Un día antes de terminar su mandato, este 22 de noviembre, Guillermo Lasso entregó a Aquiles Alvarez la competencia del quinto puente.

“Es un complejo vial que solucionará en gran medida el tránsito, en especial de las zonas urbanas de Guayaquil, Yaguachi y Durán, disminuyendo así la carga vehicular de transporte pesado y liviano en esos cantones”, añadió.

La semana pasada, Roberto Luque, quien ocupará el cargo de ministro de Obras Públicas en el gobierno de Daniel Noboa, consideró irresponsable por parte del Gobierno saliente que efectúe el traspaso del proyecto del quinto puente al Municipio de Guayaquil, a pocos días de terminar su mandato.

“Sobre la competencia para la construcción del quinto puente, sería irresponsable por parte del Gobierno saliente que efectúe el traspaso a Guayaquil, a pocos días de terminar su mandato. El proceso de transición debe respetarse para que sea el Gobierno del #NuevoEcuador el que lo ejecute”, dijo Luque en la red social X. (I)