El ecuatoriano Diego Guamán, pasajero de un vuelo proveniente de Nueva York, fue uno de los ciudadanos a quienes se les realizó la mañana de este viernes la prueba PCR como protocolo de seguridad para evitar la propagación del COVID-19, en el contexto de la amenaza de la variante ómicron.

En el aeropuerto José Joaquín de Olmedo de Guayaquil, al igual que en el Mariscal Sucre de Quito, se implementó un plan de contingencia el pasado miércoles 1 y jueves 2 para las personas que no lograron traer el resultado negativo de la prueba PCR.

En Guayaquil, la doctora Katherine Olaya, de Vigilancia Epidemiológica de la Zona 8, explicó que el equipo de salud en el aeropuerto porteño realizó los exámenes.

“En el área vip de los arribos internacionales es el espacio designado para estos exámenes. Que no se nos pase ningún caso. Desde hoy (viernes 3) en adelante, todo pasajero debe traer sus requisitos: carné de vacunación más su resultado negativo PCR para poder ingresar al Ecuador”, comentó Olaya.

Publicidad

Actualizan lineamientos de ingreso a Ecuador continental e insular; residentes que hayan estado en ocho países de África podrán presentar prueba PCR negativa y cumplir aislamiento de 14 días

Ella explicó que este proceso lo realizan en conjunto con el equipo médico, con las aerolíneas que hagan el control previo al embarque de pasajeros en los aeropuertos de origen.

“Hoy se hicieron dos pruebas PCR a los pasajeros. Ellos no tenían el documento y se les realizó la toma de muestra; luego de quince minutos, ya tenemos el resultado negativo”, explicó.

Guamán comentó que él se hizo su prueba PCR en Nueva York, pero que el documento se le extravió en el aeropuerto John F. Kennedy, por lo que fue un caso excepcional y él sabía que estaba negativo.

Él comentó que viajará a Cochancay y permanecerá en el país más de cinco días. La otra pasajera a la que le hicieron la prueba PCR fue Heily Chong, que estará de paseo por Guayaquil.

Olaya acotó que también se mantiene la vigilancia epidemiológica con expertos del MSP y de universidades, para detectar si es que existe algún caso con la nueva variante ómicron.

“Es una coordinación entre MSP con las universidades. Es parte de una vigilancia centinela de rutina”, comentó ella. (I)