El consorcio Durán Limpio anunció la suspensión de la recolección de basura en el cantón ferroviario desde este martes, 21 de noviembre.

La entidad refirió que esta medida se aplica por la falta de pago que se arrastra por parte del Municipio desde hace casi tres años.

Según el consorcio, el cabildo mantiene pendiente el pago de planillas validadas y emitidas desde 2021. Solicitudes, reclamos y acciones judiciales ha ejecutado la entidad para exigir el pago de valores por servicios desde abril de 2021, se indicó.

Publicidad

“El Municipio no honra su obligación -entre otras- de cancelar los servicios que satisfactoriamente hemos venido prestando. Esto pone al consorcio en la imposibilidad de continuar prestando el servicio mientras no se le pague”, se indicó en un comunicado difundido este martes 21.

Según expuso el consorcio, a nivel judicial, se ha ordenando el pago de lo adeudado.

El 6 de septiembre anterior, el Tribunal de lo Contencioso Administrativo, con sede en Guayaquil, declaró que el Municipio “incumplió” el contrato suscrito con el consorcio y con ello dispuso el pago de valores pendientes y que constituya un fideicomiso para garantizar la disponibilidad de fondos para el pago de los valores establecidos en el contrato.

Publicidad

Horarios de cortes de luz en Durán para este martes, 21 de noviembre

El Municipio de Durán se pronunció respecto a la suspensión del servicio y advirtió que la paralización de un servicio público podría incurrir en un delito tipificado en el artículo 346 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), que marca penas de uno a tres años de privación de libertad.

La Alcaldía reconoció que la vigencia del contrato conlleva responsabilidades contractuales y las demás que incluye la normativa de obligaciones.

Publicidad

“Somos enfáticos en que no vamos a permitir este tipo de acciones y tomaremos las medidas necesarias, incluyendo acciones legales, para garantizar la continuidad del servicio y defender los derechos de nuestros ciudadanos”, se indicó.

A su vez, el cabildo refirió que desde el ingreso de la nueva administración se han dado acercamientos para mejorar las condiciones del contrato. Este acuerdo, que data del 7 de febrero de 2019, fue calificado como “lesivo” y “sobrevalorado”.

“Puesto que la tasa actual no refleja la realidad del costo mensual de la recolección que se realiza a través de las facturas de luz de CNEL, que aproximadamente suman $ 300.000, mientras que las facturas mensuales ascienden alrededor de $ 450.000, más los reajustes a las planillas, siendo así uno de los costos por tonelada más caros en el país”, expuso el cabildo.

Tras atentados y amenazas, autoridades de Durán tendrán ‘custodia personalizada’ y Municipio reforzará vigilancia privada

También, la Municipalidad recordó que el contrato se suscribió con un valor inicial de $ 39 millones y luego se modificó el 5 de octubre de 2021 con una adenda por un monto aproximado de $ 26 millones.

Publicidad

Según el cabildo, esta renegociación “careció de equidad entre costo y servicio, eliminó beneficios como el barrido y rutas de recolección, siendo así un contrato lesivo que no solo perjudica a los intereses de la ciudadanía, sino que también nos ha condenado a arrastrar una deuda de más de $ 9 millones, desde el 2021″.

No obstante, el cabildo refirió que se han cancelado valores por $ 15 millones hasta octubre de este año. (I)