La enseñanza del idioma inglés de alto nivel, así como una formación integral –que incluye valores y procesos de aprendizajes que desarrollan el pensamiento crítico, la creatividad, la comunicación, la colaboración y otras habilidades del siglo XXI– son las fortalezas o bases que han caracterizado al colegio Americano de Guayaquil, que en 2022 cumple 80 años de vida.

El ser pionero en implementar desde 1985 el Bachillerato Internacional y desarrollar, entre otros, el llamado Bachillerato Internacional Programa Diploma, una certificación mundial que se da desde Ginebra, Suiza, lo destaca también entre las instituciones educativas de mayor prestigio y formación en Guayaquil y en el país, con reconocimiento también en el extranjero, cuentan sus autoridades y padres de familia.

Fundado en 1942 por los ciudadanos norteamericanos Harry y Mollie Jacobson, que buscaban “promover una buena formación y educación bilingüe”, el colegio Americano de Guayaquil ha graduado a 73 promociones. Cerró el año lectivo 2021-2022 con 1.300 alumnos.

Por sus aulas han pasado ya cuatro generaciones de familias que han optado porque sus descendencias sigan estudiando en el Americano, tal como un día lo hicieron ellas. Así, hay desde abuelos que se formaron en este plantel hasta nietos que cursan actualmente su educación.

Publicidad

Parte de los bloques de aulas y laboratorios que tiene el colegio Americano de Guayaquil. En el plantel, hay ilusión por el regreso presencial de sus alumnos a clases a partir de mayo entrante. Foto: Ronald Cedeño  Foto: El Universo

Hoy, una parte de los que fueron sus alumnos viven y trabajan en el exterior, en diversos países donde se asentaron luego de estudiar la universidad, a la que pudieron postular sin problema por dominar el inglés, idioma que aprendieron en el Americano, según les han contado los graduados a las actuales autoridades.

En este tiempo de pandemia por el COVID-19 aumentó aquel rencuentro virtual de las autoridades y directivos con exalumnos.

Se inicia obra de nueva solución vial en la avenida Juan Tanca Marengo, norte de Guayaquil

Por eso, la celebración de estos 80 años será la del rencuentro, dice Amelina Montenegro de Gallardo, rectora del colegio Americano de Guayaquil, quien también se educó en este plantel. Ella es de la promoción 35, graduada en 1984.

En esta ocasión están pidiendo a todos sus exalumnos que se registren, a través de aplicaciones digitales, para conocer dónde se encuentran actualmente, qué profesiones y cargos desempeñan, recuerdos o anécdotas que tengan del plantel, entre otros.

Publicidad

Una de las canchas que tiene el colegio Americano de Guayaquil. Sus directivos esperan con ilusión a los alumnos que pronto volverán a las aulas. Foto: Ronald Cedeño  Foto: El Universo

Las redes sociales, dice la rectora, sirvieron para contactar a muchos de los exalumnos.

Y aunque la sesión solemne se hará en septiembre próximo, mes oficial de creación del plantel, los 80 años de la institución se viven desde ya, aseguran los integrantes de esta comunidad.

El acto que abrió los festejos fue la inauguración, días atrás, de la oficina de EducationUSA, un centro de asesoría gratuita que promueve la educación superior en Estados Unidos y que es parte de la red del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Se trata del segundo centro EducationUSA que tiene Guayaquil y a donde puede acudir la ciudadanía en general, interesada en cursar estudios en el país norteamericano.

Publicidad

Directivos del colegio Americano y funcionarios consulares de Estados Unidos estuvieron en la inauguración y corte de cinta del centro EducationUSA, que funciona dentro del colegio Americano de Guayaquil. El acto fue la tarde del 16 de marzo. Foto: Ronald  Cedeño  Foto: El Universo

El colegio Americano fue el elegido para albergar a este centro, al igual que la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil, donde se inauguró la primera oficina, en febrero pasado.

Aquello se convierte en un plus para el colegio Americano de Guayaquil y se suma a la lista de sedes y logros destacados que ha conseguido este plantel privado en estas ocho décadas.

¿Le interesa estudiar en Estados Unidos? En Guayaquil se inauguró un nuevo centro EducationUSA para ofrecer asesoría sin costo

El ser la sede, en el 2016, de los Talleres Internacionales de Bachillerato Internacional (BI), donde participaron docentes de Argentina, Perú, Uruguay, Colombia, Estados Unidos, Bolivia y Ecuador, es uno de los momentos más recordados.

A esto se suman convenios internacionales, además de los nacionales, que adquirieron con universidades como Jinan de China para dar el idioma chino mandarín, que se comenzó a impartir en el 2017. También están programas como los de intercambio estudiantil y convenios con más de 20 universidades extranjeras, así como los logros de sus alumnos, maestros y del plantel, en general, en olimpiadas, competencias y concursos nacionales e internacionales en la parte académica y también en áreas como las deportivas y culturales.

Publicidad

La pandemia del COVID-19 en Ecuador, que ya entró en su tercer año (el primer caso oficial se registró en febrero del 2020), trajo meses de confinamiento obligatorio en el país y en Guayaquil, y obligó también a implementar las clases de manera virtual.

Los ciudadanos norteamericanos Mollie y Harry Jacobson, cuyos bustos están en el plantel, fundaron el colegio Americano de Guayaquil, en 1942. Foto: Ronald Cedeño  Foto: El Universo

“La pandemia nos hizo potenciar los recursos que teníamos. Teníamos muro (digital) colegio Americano (para crear espacios de aprendizajes), Americano virtual, un sistema academia corrector, Google con todas sus herramientas, y lo que hicimos fue, con los maestros de computación, repotenciar todas esas herramientas. En dos años hemos hecho cosas fantásticas”, expone Amelina Montenegro.

Desafíos de la educación virtual por el COVID-19

El principal reto de la educación virtual en tiempo de pandemia fue captar la atención de niños y adolescentes que estaban acostumbrados a la educación y a las actividades que se hacían en el plantel de manera física o presencial, dice la rectora.

El siguiente reto fue desarrollar un currículo creativo, versátil, dinámico y significativo, que intente llegar con facilidad a los alumnos, como ocurría en las clases físicas.

Retorno a las aulas

Apenas surgió el PICE o Plan Institucional de Continuidad Educativa, por parte del Ministerio de Educación, el colegio Americano fue uno de los primeros en implementar la encuesta a los padres del retorno voluntario a las aulas, a finales del 2020. En aquel entonces, muchos padres dijeron que no por temor a los contagios, recuerda Amelina.

Una vez que pudieron aplicar el PICE, fueron uno de los primeros en retornar a las aulas en su distrito educativo. Tuvieron un 15 % de asistencia. Luego llegaron las campañas y brigadas de vacunación al plantel, y los interesados en volver a clases presenciales fueron aumentando.

Tuvimos que implementar todo un equipo tecnológico, dispositivos…, salones híbridos… Los maestros también aprendieron muchísimo de estos entornos virtuales, y eso nos permite decir que si hubiese un revés en esta situación pandémica, estamos preparados para asumir el reto

Amelina Montenegro, rectora del colegio Americano

Para febrero del 2022, en los últimos días de clases del año lectivo del régimen Costa, muchos de los estudiantes que se mantuvieron en virtualidad en el 2021 regresaron a las aulas físicas.

Amelina Montenegro de Gallardo es la rectora del colegio Americano de Guayaquil. Ella habla de los desafíos y logros que pudieron implementar pese al tiempo de pandemia por el COVID-19 que volcó la educación a la virtualidad, desde la casa. Foto: Ronald Cedeño  Foto: El Universo

La rectora cree que aquello fue por la necesidad del vínculo social, físico, que es necesario entre las personas y que no puede desarrollar al estar solo frente a un computador o pantalla.

Alumnos y centro de alfabetización en el colegio Americano

En este año lectivo que terminó se matricularon 1.300 alumnos en el colegio Americano, ubicado en el km 6,5 de la avenida Juan Tanca Marengo, en el norte.

Este plantel tiene además su oferta para jóvenes y adultos con educación inconclusa, es decir, que no terminaron sus estudios colegiales en su momento.

77 adultos cumplieron en Guayaquil el sueño de ser bachilleres

Se llama Centro de Educación de Adultos Robert Allan Reed, que cumple 40 años de ofrecer educación gratuita y de calidad a personas de escasos recursos económicos que no pudieron terminar sus estudios.

En este año tuvieron entre 150 y 180 estudiantes del Robert Allan Reed que estudiaban por la aplicación WhatsApp con los profesores del colegio Americano, quienes daban las clases.

En años anteriores, la labor de este centro de alfabetización se difundió en México y en Cuba. (I)