Puerto Santa Ana alista un nuevo un despegue con la incorporación de más edificaciones destinadas a residencias, oficinas y comercios. Tres grupos inmobiliarios ya han anunciado este semestre nuevos desarrollos para esa zona, que implican proyectos de largo alcance por sus inversiones.

Pronobis, que inició el desarrollo en esa zona con un hotel y edificios de departamentos, se unió a Millenium para construir Maxximus, que fue presentado como el primer rascacielos de Guayaquil. A su vez, la firma quiteña Uribe Schwarzkopf también entrará con un propuesta en esa zona con The Hills, un proyecto de residencias con varias edificaciones.

Especialistas creen que el anuncio de nuevos proyectos pondrá a mover la plusvalía en el sector, que tiene uno de los más altos costos por metro cuadrado en Guayaquil.

Construcción de rascacielos en Puerto Santa Ana se autorizó en Concejo municipal bajo un régimen de excepción. ¿Qué implica esta condición y qué desafíos supone a la zona?

Las construcciones han generado una especie de atractivo para empresarios que buscan asentarse allí con sus oficinas, así como propiciar que turistas y locales opten por vivir en los edificios en altura que gozan de una panorámica del río.

Publicidad

Una perspectiva de cómo quedaría Maxximus una vez construido en Puerto Santa Ana.

Según Nicolás Carrillo, Key Account Manager del portal Properati en Ecuador, Puerto Santa Ana se ha posicionado como un lugar exclusivo y cuyo precio es elevado, pero que tiene la particularidad de que las propiedades compradas hace varios años hoy pueden ver un retorno a esa inversión, ya que los precios de los inmuebles no han disminuido.

El precio promedio de un departamento de dos o tres habitaciones en esta zona de la ciudad es de $ 274.155 promedio, pero puede llegar incluso a más de $ 400.000, de acuerdo con los acabados.

Uribe Schwarzkopf incursionará en Guayaquil con un proyecto inmobiliario en Puerto Santa Ana; concretó alianza con firma holandesa

Puerto Santa Ana es considerada una de las áreas de mayores plusvalías de Guayaquil y está dentro del top 10 de barrios más visitados tanto para arriendo como para compra, detrás de La Puntilla y vía a la costa.

Inicialmente el metro cuadrado de construcción en esta zona valía $ 1.100 y $ 1.400, sin incluir acabados, pero esto se modificó en julio del 2008. En ese año, el precio se fijó en $ 1.200 por metro cuadrado, incluidos los acabados. Esto permitió, en su momento, no solo la venta sino también el arrendamiento de los locales comerciales.

Publicidad

Cuando arrancaron los primeros proyectos, muchos invirtieron en ellos para luego arrendar o vender las unidades con un mejor precio, a medida que se fue expandiendo el sector.

En 2022, según datos proporcionados por Properati, el valor promedio del metro cuadrado por un departamento de dos o tres habitaciones se ubica en $ 2.295. El monto, de hecho, se ha incrementado si se toma en consideración que en 2019 alcanzaba los $ 1.940. Esto quiere decir que en más de una década el valor del metro se ha duplicado.

“Puerto Santa Ana es un barrio con una plusvalía elevada desde hace más de una década. La visión inicial de quienes levantaron proyectos en este sector fue de un complejo de primera calidad que reúna actividades residenciales y comerciales, y se mantiene al día de hoy”, dice Carrillo.

The Hills es el proyecto que desarrollará Uribe Schwarzkopf t en Guayaquil. Cortesía US Foto: El Universo


Publicidad

En ese sentido, anota que la apreciación de los bienes inmuebles localizados aquí no depende solo de la construcción de nuevos proyectos, sino de servicios complementarios como comercios esenciales y la proximidad a otros lugares de la urbe.

Una muestra de ello es que, al menos en el último año, se retomó la apertura de negocios dentro de este sector. Algunos establecimientos, por efectos de la pandemia por el COVID-19 cerraron sus puertas y en esos sitios se colocaron nuevos giros comerciales.

Por ejemplo, la zona cercana a las Torres Bellini volvió a acoger restaurantes, pizzerías y cafeterías. Entre diciembre y marzo, al menos cuatro nuevos lugares para degustar de cocina internacional y de platillos con mariscos abrieron sus puertas.

Sue Murillo, presidenta de la Asociación de Corredores de Bienes Raíces del Guayas (Acbir), señala que el Puerto continuará en la senda de crecimiento de plusvalía con el tiempo. “Los nuevos proyectos arquitectónicos lo que harán es reforzar la imagen urbanística del barrio como una zona con vista privilegiada y en altura”, dice.

Publicidad

El precio de los alquileres se eleva hasta en un 6 % en zonas de norte y centro de Guayaquil; precios comienzan a recuperarse tras periodo fuerte de pandemia

Murillo destaca, además, que una particularidad del sitio y que volvió a retomarse con el relajamiento de las medidas por el COVID-19 es la presencia de visitantes de diferentes partes del país, del mundo e incluso de la propia ciudad.

“El ADN de Puerto Santa Ana corresponde casi en un 80 % al turismo”, señala la vocera gremial, quien añade que este factor se vio golpeado con la llegada del virus que mermó la presencia de turistas.

Por ello, remarca la titular de Acbir, apostar por proyectos novedosos de alta gama y que incluyen valor agregado son elementos para continuar apuntalando al sector como exclusivo y atractivo para turismo de viaje y de negocios. (I)