Luego de una inspección, personal sanitario colocó sellos de clausura en una planta procesadora de productos cárnicos y embutidos de Durán.

Esta intervención fue ejecutada el último jueves en la parroquia Eloy Alfaro por personal de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) y la Agencia de Regulación, Control Fito y Zoosanitario (Agrocalidad).

Según Arcsa, en la visita, los técnicos constataron las deficientes condiciones higiénico-sanitarias de sus equipos, infraestructura y personal de la empresa. Además verificaron el “inadecuado almacenamiento de alimentos y presencia de plagas en espacios de trabajo”, que no estaban con la debida señalética. La planta tampoco contaba con documentación ni permiso de funcionamiento, se indicó.

Ante ello, el personal sanitario dispuso la suspensión de actividades y clausura temporal del establecimiento, siguiendo lo establecido en el artículo 146 de la Ley Orgánica de Salud.

Arcsa sostuvo que los operativos a empresas del sector productivo continuarán a fin de garantizar la inocuidad de los productos de uso y consumo humano. En caso de denuncias, se recordó que la ciudadanía puede informar de novedades a través de la aplicación móvil de la institución, disponible en Play Store y Apple Store. (I)