Un camión que transportaba tres vehículos livianos sufrió esta semana un accidente contra la estructura de un paso elevado ubicado entre las avenidas Benjamín Carrión y Las Aguas, en el norte de Guayaquil.

Un automóvil que iba en la parte superior de la plataforma quedó destruido, luego que el conductor del camión no calculara bien el espacio con el puente.

Este tipo de acciones se dan con frecuencia en la urbe porteña. En noviembre del 2021, un contenedor se impactó contra un paso a desnivel ubicado entre las avenidas Guillermo Pareja y Agustín Freire, también en el norte de la ciudad.

Los dos accidentes se registraron entre las 11:30 y 13:00. Ambos automotores sí estaban autorizados para circular por dichas vías, según la ordenanza que regula medidas especiales en materia de circulación, carga y descarga de productos y mercaderías en zonas de alto impacto de tráfico en la ciudad de Guayaquil.

Publicidad

En el primer caso mencionado, el conductor fue detenido y llevado hacia la Fiscalía por daños a un bien público, debido al impacto del vehículo liviano que movilizaba en la plataforma con el paso elevado.

Para Fanny Mosquera, presidenta de la Cámara de Transporte Pesado de Guayaquil, la preparación de los conductores es vital para evitar este tipo de accidentes. Pero también dijo que el estado psicológico y el compromiso de las empresas a las que pertenecen juegan un papel clave.

“Hay conductores que no saben que deben usar lentes, que tienen problemas médicos, son detalles importantes. Otra cosa es el descanso. ¿Cómo controlamos que un conductor no se exceda las ocho horas? (de trabajo). El estado anímico de algunos conductores es tremendo. Presión del trabajo, presión de que por cualquier incidente pueden perder puntos. Todo eso significa una preocupación, muchos camioneros están perdiendo sus camiones, entonces imagínese en qué situaciones sale ese ser humano a la calle”, manifestó Mosquera.

Explicó que las empresas deben capacitar a sus conductores, brindarles charlas sobre actualización de normas y sobre todo, realizarles chequeos médicos constantes.

Publicidad

“Hay personas de más de 60 años que siguen manejando carros pesados. Ellos ya no están en condición de hacerlo. En ese caso deberían removerlo a una ocupación administrativa, lógicamente para que no pierda su empleo”, sostuvo la dirigente gremial.

Agregó que en la organización que dirige ya han comenzado a realizar diversas acciones para mejorar las condiciones de trabajo de los choferes, como la ejecución de alianzas con escuelas de conducción, chequeos médicos y capacitaciones.

Normativa

En el artículo 1 de esta normativa, se establece la prohibición de que circulen furgonetas y camiones mayores a 7,5 metros de longitud entre las 06:00 y 20:00 en zonas como las avenidas Víctor Emilio Estrada, Carlos Luis Plaza Dañín, Kennedy, Alfonso Alvear Ordóñez (vía principal de Miraflores), Guillermo Pareja desde la calle Ignacio Robles hasta el distribuidor de la avenida Francisco de Orellana, un área delimitada del centro de la ciudad que comprende al norte por Junín, al sur por las avenidas Olmedo y Colón, al este por avenida Malecón y al oeste por la avenida Machala.

Publicidad

También en la avenida de las Américas desde el estadio Modelo hasta la avenida José Joaquín Orrantia; Machala desde Gómez Rendón hasta Colón, Domingo Comín desde Pío Jaramillo hasta José Vicente Trujillo, entre otras.

En ese mismo horario, se prohíbe la carga y descarga de productos y mercaderías en cualquier tipo de vehículo cuando la carga o descarga de mercadería se realice en la vía pública o en áreas públicas.

Respecto a camiones o furgones menores a 7,5 metros de longitud, la ordenanza estipula que entre las 10:00 y 17:00 podrán circular únicamente con el objetivo de ejecutar operaciones de carga y descarga de mercaderías exclusivamente dentro del predio donde tiene sus instalaciones comerciales o industriales el remitente o destinatario de la carga, y no en la vía o en áreas públicas.

El artículo 2 de la ordenanza prohíbe la circulación de furgones y camiones de cualquier tipo o clase en dos horarios, de 06:00 a 10:00, y de 17:00 a 20:00, así como la carga y descarga de productos y mercaderías en cualquier tipo de vehículo, sea en la vía pública o un predio determinado.

Publicidad

Guayaquil descarta la restricción vehicular nocturna en medio de esta ola de contagios

De 10:00 a 17:00 podrán circular y realizar operaciones de carga y descarga de mercaderías solo en el interior de los predios del destinatario o remitente de la mercadería, y no en la vía ni en áreas públicas.

Algunas de las vías mencionadas en este artículo son: la avenida Carlos Julio Arosemena desde el kilómetro 4,5 de la vía a Daule hasta el distribuidor de tráfico de la ciudadela Ferroviaria; la avenida Portete en toda su extensión; la avenida Pedro Menéndez Gilbert desde la Plaza Dañín hasta la Benjamín Rosales con intersección en la avenida de las Américas, avenida José Rodríguez Bonín desde la avenida del Bombero hasta la avenida Barcelona, entre otras vías.

Sanciones

Para los conductores que no acaten esta normativa, el valor de la sanción puede llegar a la suma de dos salarios básicos unificados (850 dólares actualmente).

Para los establecimientos, empresas o fábricas cuyos productos estén siendo descargados, transportados o cargados por vehículos que sean parte de su cadena de distribución, la sanción será la clausura del sitio por tres días. En caso de reincidir dentro de los siguientes seis meses, la clausura será de siete días.

La Agencia de Tránsito y Movilidad (ATM) indicó que se realizan controles constantes para que conductores acaten con esta normativa. (I)