Un día después de que entraran en vigencia los nuevos costos en el precio del pasaje de buses intercantonales e interprovinciales a nivel nacional, las autoridades detectaron que una cooperativa estaba cobrando en exceso a usuarios que querían viajar de Guayaquil a San Lorenzo (provincia de Esmeraldas).

Esto ocurrió la noche del martes, en la oficina de la cooperativa, en el Puerto Principal.

Con boleto en mano, varios usuarios demostraron que les estaban cobrando dos dólares de más con relación al incremento permitido del 15%. Aquello fue constatado por el gobernador del Guayas, Luis Chonillo, comisarios de policía y agentes de tránsito que participaron de la jornada de control.

Ya se cobran nuevos precios en pasajes de buses intercantonales e interprovinciales

“Hemos evidenciado que se esta cobrando hasta $22 por el pasaje Guayaquil - San Lorenzo, en la provincia de Esmeraldas, cuando lo autorizado es $20, ya con el incremento que entró en vigencia esta semana” sostuvo Belén García, comisaria de Policía.

Publicidad

Otra anomalía detectada fue que la unidad en la que iban a viajar los usuarios que denunciaron el valor del pasaje iba al 100% de su capacidad inobservando el 75% autorizado, a fin de contrarrestar los contagios de coronavirus en medio de la pandemia.

A esto se suma que la venta de pasajes se dio con salidas en horarios no permitidos por el toque de queda vigente en 16 provincias, entre esas Guayas y Esmeraldas, de lunes a jueves (entre las 20:00 y 05:00).

Pasajes intra e interprovinciales suben 15% desde mayo, y se levanta paro de la Fenacotip

Desde las 20:00 del viernes hasta las 05:00 del lunes la restricción de movilidad es absoluta exceptuando los sectores esenciales o estratégicos, según disposición del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional.

“Por eso vamos a suspender la actividad de esta cooperativa a fin de que las autoridades de tránsito conozcan lo sucedido y sean ellas quienes adopten las sanciones correspondientes”, expuso el gobernador Chonillo.

Durante el control se dispuso la devolución de los valores cobrados en exceso.

Una representante de la cooperativa mencionó que “el bus iba lleno porque otro se dañó y estábamos esperando que venga otra unidad para dividir el aforo”.

Publicidad

Indicó que el precio no se había incrementado, que era el oficial. Pese a ello procedió con la respectiva devolución. Al final se permitió solo la salida de dos buses que habían hecho escala en Guayaquil antes del toque de queda y por ende sí podían circular y continuar el viaje. (I)