La tala de una acacia en Urdesa hace un par de semanas generó reacciones de rechazo ante al Municipio de Guayaquil. Este árbol había sido afectado por hongos y termitas, por lo que no era posible que se recuperara, explicó la directora de Áreas Verdes, Alexandra Rivadeneira, en esa oportunidad.

En su remplazo se plantaría un guayacán negro tras la reparación de la calzada.

La acción evidenció varias denuncias ciudadanas sobre la presencia de plagas en otros árboles de la ciudad. Daniela Inga, egresada de Ingeniería Agronómica de la Universidad de Guayaquil, ha recorrido varias zonas de la ciudad debido a que se encuentra alistando su proyecto de tesis sobre la identificación de géneros de cochinillas en áreas urbanas de la ciudad.

Cochinilla en árboles de Guayaquil. Foto: Cortesía de Daniela Inga Foto: Cortesía

En los dos meses de recorrido ha visitado 22 parques de distintos sectores y ha evidenciado que se presentan distintas enfermedades en los árboles; la gran mayoría —señaló— estaba plagada de cochinilla.

Publicidad

“Allí, aparte de haber cochinilla, hay mosca blanca, arañas rojas que le llaman y también hay pulgones... Estos pulgones hacen que la planta se vea como sucia, como negra; y al igual que las cochinillas, chupan la savia de las plantas, inyectan un veneno que les hace daño a las plantas”, indicó.

Actualmente trabaja en la identificación de las especies de cochinilla que ha recolectado de los distintos sectores para determinar si se ha desarrollado una nueva especie.

Inga señala que la solución para estos problemas es sencilla y está al alcance de los ciudadanos, como es la de lavar los árboles con jabón azul o con agua con detergente.

“Lo que se puede hacer en este caso, para lavar totalmente el árbol y para tratar de salvarlo sin talarlo: lo tratas con el jabón azul, el agua con detergente o, a su vez, con el jabón potásico. Eso sí lo puedes hacer para tratar de remediar, porque eso te quita todo, te barre con hongos, alguna bacteria que tengas por allí, insectos; pero, eso sí, te va arrasando todo, como para que la planta tome un respiro, como para que empiece de nuevo. Lo que yo sí recomendaría es que no la talen hasta que ya vean que la planta tenga que estar terrible”, señaló.

La directora de Áreas Verdes del Municipio de Guayaquil, Alexandra Rivadeneira, explicó que seis brigadas recorren la ciudad y han identificado los lugares donde se tienen mayores problemas de plagas, ubicándose principalmente en la zona norte y centro norte. Manifiesta que para la aparición de estas han incidido las temperaturas inusuales que se han registrado en la ciudad, lo que se convierte en el “caldo de cultivo perfecto para hongos, bacterias o algún insecto”.

“Este año ha sido tan inusual que, por ejemplo, la cochinilla, que usualmente vivía en simbiosis, o se llevaba muy bien porque esos árboles como el samán vivían juntos y no les pasaba nada, y ahora tenemos samanes infestados de esa plaga. Entonces, son alteraciones que van más allá de un control anual que nosotros realizamos, sino que ya corresponden a unas variaciones de la temperatura que han favorecido el incremento de estos organismos. Es normal que estos organismos existan en el ambiente, pero cuando ya pasan de un límite de número de individuos se convierten en una plaga”, precisó.

43 parques de la Alborada recibirán la aplicación de insecticida para combatir la cochinilla en árboles y plantas...

Posted by Municipalidad de Guayaquil on Monday, June 21, 2021

La funcionaria refirió que los trabajos para contenerlas comenzaron hace un par de meses con métodos físicos, como podas y lavados de plantas, pero por la cantidad que se presentaba no fue posible controlarlas y están desarrollando una fase de control químico, es decir, fumigación nocturna.

Sobre la participación de la ciudadanía en las labores de remediar las plagas, Rivadeneira manifiesta que es importante que las personas la realicen en sus casas, porque se pueden convertir en transmisoras involuntarias de la plaga, ya que puede adherirse a la ropa o zapatos. “Si nosotros hacemos el cuidado de nuestras áreas verdes y las personas nos colaboran haciendo el cuidado dentro de sus hogares, estaríamos teniendo mayor efecto en el control de esta plaga”.

Además, indicó que los miércoles realizan mingas con otras direcciones municipales en la parte urbana, y los viernes en las zonas rurales. Para la próxima semana, brigadas de Áreas Verdes intervendrán en la Alborada y Sauces. Se hace el mantenimiento del área verde tanto a nivel de infraestructura como a nivel ornamental. (I)