En Samborondón se inicia desde este mes la repotenciación de las plantas de agua potable en la cabecera cantonal, la parroquia Tarifa y el recinto Boca de Caña.

En esos sitios se ampliará más la capacidad de las plantas de tratamiento y con ello se dispondrá de agua durante las 24 horas del día en esas zonas del cantón.

En general, el proyecto se trazará en cuatro fases que comprenden la ampliación de la planta con la construcción de nuevos pozos, la optimización de estaciones de bombeo, el aumento de la capacidad con la actualización de equipamiento tecnológico y repotenciación de las plantas.

Durante estos años, el alcalde del cantón, Juan José Yúnez, recordó que existía un problema de intermitencia del suministro de agua, ya que la ciudad ha continuado creciendo y se mantenían las plantas antiguas. Con esta repotenciación se buscará que el caudal crezca, la presión mejore y la calidad se mantenga, afirmó.

Publicidad

En la cabecera cantonal se contará con un reservorio más grande a fin de proveer y garantizar el suministro de manera continua a los pobladores. “Garantizará el crecimiento de la ciudad con servicios básicos. Que puedan llegar tranquilamente a su casa, abrir la llave y encontrar agua de calidad. Buscamos bienestar y mejores días para los samborondeños. Con estas obras lo estamos haciendo realidad”, sostuvo el alcalde Juan José Yúnez.

De igual manera, en Tarifa se dará mantenimiento a la planta de agua potable, se construirá un reservorio y pozo, mientras que en Boca de Caña, donde se ha dado un crecimiento importante en los recientes años, se podrá contar con una planta más grande que la ya existente para la población de ese recinto y el sector Pista Miraflores. “La capacidad es cuatro veces más grande, para de esta manera garantizar agua para la gente de todo este sector”, dijo.

Samborondón y Daule trazan sus planes con nuevas terminales que apuntan a ordenar transporte y atraer turismo

Repotenciación de sistema de agua potable de Samborondón se completará en ocho meses. Foto: Cortesía Municipio

Mediante un cronograma de trabajo se contempla realizar las diversas labores en los tres sectores, aunque se iniciarán en primera instancia en Tarifa y luego en las localidades para que cuenten lo antes posible con regularidad con el líquido vital.

A su vez, la planta pequeña de Boca de Caña será reubicada en otro sector para ayudar en zonas rurales.

Publicidad

En las zonas rurales hay residentes que cuentan con plantas potabilizadores y redes. Ahora se busca que estos planes piloto que se han puesto en Río Seco y El Carmen se repliquen en más áreas con mayor número de habitantes y cercanos. En otros sectores hay cisternas comunes y abastecimiento por tanqueros.

En este proyecto el cabildo invierte $ 1,6 millones y se prevé beneficiar a cerca de 40.000 samborondeños entre los sectores mencionados.

Esta obra se prevé culminar en un plazo de siete a ocho meses. (I)