Publicidad

La Aerovía de Guayaquil capta solo el 30% de los usuarios proyectados

Administrador señala que sistema no está estabilizado, debido al poco tiempo transcurrido luego de inauguración y cree que demanda crecerá por aspectos como fase de inmunización en contra del COVID-19.

Cabinas vacías es la tónica estos días del servicio del sistema Aerovía. Foto: Jorge Guzmán Foto: redaccion

El sistema de transporte aerosuspendido Aerovía, que conecta Guayaquil con Durán, cerró su primer mes de servicio registrando solo el 30% de los usuarios proyectados.

Aunque la demanda de los domingos bordea los 10.000 pasajeros, esta resulta escasa en el resto de la semana, puesto que la tónica general de estos días es de cabinas vacías o con un usuario o con menos de los cinco que podrían ingresar a la cámara en estos tiempos de pandemia de COVID-19.

A fines de diciembre, por efecto de las fiestas, una media de 8.000 pasajeros al día utilizaron la Aerovía, que incluso las aglomeraciones en torno a las estaciones preocuparon a las autoridades porque las multitudes constituyen un foco de contagios del virus.

Inaugurado el lunes 21 de diciembre, con una inversión privada de $ 134 millones y con una concesión de 28 años, el sistema capta hoy 5.500 usuarios diarios, según su administrador Camilo Ruiz.

Publicidad

Él sostiene que la cifra representa el 30% de la proyección, que al día esperaban entre 10.000 y 15.000 pasajeros, que aquello fue estimado en "tiempo prepandemia".

Alude el poco tiempo transcurrido luego de la inauguración (un mes), así como el descenso de ciudadanos en las calles debido a la situación sanitaria, punto en que el que expone la pérdida de empleos, el teletrabajo y la suspensión de las actividades educativas presenciales.

El administrador Ruiz remarca que el estudio de la Aerovía se efectuó en tiempo prepandemia, que entonces, menciona, se buscaba atacar el problema de los congestionamientos en el puente de la Unidad Nacional y demás rutas del norte de acceso a Guayaquil.

Alega que con menos carga vehicular se prefiere el servicio convencional de transporte urbano, incluso de las rutas informales, referente a los denominados taxirrutas.

La Aerovía dispone de cinco estaciones, una es técnica y no recibe pasajeros. Cuenta con 154 cabinas con capacidad para diez pasajeros, pero por las restricciones de aforo pueden ingresar cinco o seis usuarios.

El pasaje cuesta $ 0,70 y en Durán los usuarios pueden utilizar sin costo adicional los buses urbanos, de dos cooperativas, que los llevan a los sectores poblados más representativos del vecino cantón.

Publicidad

El administrador Ruiz estima que la demanda crecerá con la estabilización del sistema, cuando más ciudadanos aprendan a manejarlo y por puntos como la inmunización contra el COVID-19, al ya aplicarse vacunas en el país.

"Este no es un proyecto de un año, dos años, tres años, cinco años, es un proyecto de infraestructura de 28 años, ahí recién se termina el contrato, apenas tiene un mes", argumenta el administrador Ruiz.

Jhonny Espinoza, habitante de la ciudadela Abel Gilbert 3, donde está la estación, dice que la Aerovía lo deja a una cuadra de su trabajo en Guayaquil, por lo que se considera usuario frecuente.

La mañana del viernes 22, Oldry Valencia toma el servicio como distracción para su familia.

Luego de bajar de un taxi junto a su pareja y dos niños, el habitante de la cooperativa 5 de Junio menciona que sus traslados a Guayaquil los efectúa en bus, pagando $ 0,35. Y remarca que está de paseo.

David Salvatierra, habitante del centro de Durán, cree que la Aerovía es un medio de transporte para quienes viven cerca de la estación, incluida la ciudadela Primavera 2 y el centro de la ciudad; que para moradores de sectores como El Recreo, adonde sí avanzan los buses alimentadores, supondría una atracción turística. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?