En las calles céntricas de la cabecera cantonal de Daule, todos los negocios estaban abiertos, los ciudadanos acudían al mercado protegidos con mascarillas y con alcohol en sus bolsillos. Incluso adultos mayores estaban en las esquinas comprando y trabajando como vendedores ambulantes. Ellos aseguraron que pese al peligro por la pandemia de COVID-19, necesitan ayudar a sus familias y pagar deudas adquiridas en esta emergencia sanitaria.

“En la tienda de mi barrio debo más de 100 dólares, me fiaron porque me conocen desde hace 40 años y ahora toca pagar”, dijo Aníbal Vega, de 70 años, quien caminaba la mañana de ayer cerca del mercado local con un triciclo lleno de jugos que esperaba vender.

Así se dio el trajín ayer en las primeras horas del paso de semáforo amarillo a verde en Daule, la primera localidad de Guayas y la segunda del país en pasar a semáforo verde, cuyas reglas dan flexibilidad en las restricciones de movilidad, ahora el toque de queda se reduce de 00:00 a 05:00.

Uno de los visitantes a esta nueva normalidad fue el presidente Lenín Moreno, quien estuvo en el cantón junto con el gobernador Pedro Pablo Duart y más ministros. El mandatario un día antes estuvo en Guayaquil, como parte de su agenda tras el confinamiento.

Publicidad

Tras una corta felicitación al cantón Daule por el cambio al semáforo verde para retomar actividades económicas, el presidente se reunió con el alcalde Wilson Cañizares en la sede del Registro Civil local.

“Felicitaciones por el trabajo que han hecho, un ejemplo de lo que debe hacer todo el Ecuador: cumplir las normas de bioseguridad como el uso de mascarillas, el mantenimiento de la distancia, el aseo y, para quienes se encuentran en estado de vulnerabilidad, permanecer en los hogares”, resaltó Moreno.

El encuentro duró alrededor de 30 minutos sin acceso a los medios de comunicación. Luego, el alcalde habló sobre la promesa de crear un hospital de especialidades en el cantón que pueda atender también a otras localidades cercanas.

Daule permaneció 21 días con semáforo en amarillo y durante estas semanas no se han detectado nuevos casos, dijo Cañizares, quien indicó que como prevención antes de pasar al verde se hizo un testeo con 1600 pacientes. Esto reveló que el 60 % de la población ya ha estado en contacto con el virus, haya desarrollado síntomas o no se infectó.

El alcalde dijo que ese 60 % ya construyó sus defensas, tienen inmunidad y, por lo tanto, los que faltan se irán contagiando de a poco, pues aclaró que el virus sigue presente.

Él indicó que para eso se instaló una carpa en el malecón, donde se toman pruebas rápidas a pacientes con síntomas y hay capacidad para atender a ocho personas.

Publicidad

Además, se hizo un convenio con el Ministerio de Salud para la creación de un centro de salud que atienda las 24 horas y se adecuaron dos albergues. Uno está en La Yolita, tiene 40 camas con sus respectivos tanques de oxígeno. El otro centro de acogida está en La Autora con 20 camas y 20 tanques.

Ni en el hospital básico de Daule ni en los albergues hay actualmente pacientes con coronavirus.

Cañizares indicó que durante los días más críticos de la pandemia murieron unos 40 dauleños al día (entre la última semana de marzo y la primera de abril). Unas 800 personas habrían fallecido en ese cantón del Guayas por COVID-19, aunque no todas fueron diagnosticadas con la prueba.

Parroquia La Aurora

Agentes de la Comisión de Tránsito del Ecuador desplegaron un operativo de control en la parroquia La Aurora. Quince vehículos fueron retenidos.

Giovanny Flores, residente de La Joya, sector de La Aurora, consideró correcto el cambio de semáforo a color verde y mejor aún con las medidas que se están tomando. “Considero que las medidas como el uso de mascarillas obligatorio están bien para prevenir un segundo rebrote. Se está haciendo lo que se puede hasta el límite normal”, señaló.

Mientras, Jorge Rosado, otro vecino, dijo que se debe tomar con precaución este cambio. “Al hacer esto tenemos que hacerlo con mucha responsabilidad, seguir con los protocolos que se están diciendo para que no haya un brote por haber sido descuidados”, dijo.

En verde, los autos particulares únicamente no circulan el 30 %, locales comerciales con 50 % de aforo y buses urbanos con el 50 % de capacidad. (I)