El prefecto Carlos Luis Morales estimó que en seis meses ya podría estar listo el nuevo puente de acceso al cantón Colimes. Dijo que conforme finaliza el proceso de remoción de escombros de la estructura colapsada, avanzan los estudios para el nuevo enlace vial.

“Resta una semana y media para remover todos los escombros; los estudios ya se están realizando, y no tiene que estar más allá del mes y medio (...), y de ahí empezaremos con los trabajos de colocación del nuevo puente”, proyectó Morales, luego de una inspección en el sitio de labores.

El puente de Colimes era metálico. Colapsó el pasado 23 de abril durante el avance de un tráiler cuyo conductor se dirigía a Manabí, quien debió ser rescatado por los bomberos de la localidad. La estructura, de 136 metros de longitud, había sido inaugurada por la Prefectura del Guayas el 16 de agosto de 2008.

El prefecto Morales, en el cargo desde mayo del 2019, sostuvo que como contingencia están operativas dos gabarras (embarcaciones en las que pueden caber dos o tres carros) y dos caminos alternos a través de los cantones Santa Lucía y Balzar.

Publicidad

Recordó que está planificada la puesta de dos puentes Delta, entre los cuales, manifestó, sobresaldrá una pila y que además tendrá doce espigones a los costados. “Calculo que en un mes y medio, dos meses, empezaremos con la puesta de base e hincado de pilotes”, proyectó Morales.

La nueva estructura fue entregada por el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP). Las piezas están en el sitio de los trabajos, bajo custodia municipal.

Jaime Calero, técnico de obra, comentó que el proceso de remoción de escombros alcanza el 80 %, que con martillos mecánicos van a fraccionar las bases de hormigón para la recuperación del material, como así lo hicieron con los tubos metálicos.

Sostuvo que estos últimos tendrán utilidad en alguna obra y remarcó que este trabajo de limpieza no tomaría más allá de una semana y media.

Calero aseguró que los puentes Delta soportarán 48 toneladas, correspondiente al promedio para este tipo de obras.

Indicó que la Prefectura había advertido con señalética que el anterior puente solo podía soportar un máximo de 20 toneladas.

Publicidad

El organismo provincial había planificado invertir en una nueva estructura para Colimes, en vista del deterioro. Supuestamente, los inconvenientes de la pandemia afectaron el plan.

En primera instancia estuvo en análisis la puesta de un puente bailey, luego el MTOP envió la estructura que se instalará en el cantón agrícola, que el pasado 29 de abril conmemoró 32 años de erección política. La localidad era una parroquia de Balzar.

Colapso de puente

Luego de caer el puente de Colimes, la alcaldesa Jackeline Ordóñez señaló que había anticipado a las autoridades centrales del deterioro del enlace metálico sobre el río Daule.

Aseguró que tenía ocho meses de envío de oficios a diferentes instancias estatales.

Luego del percance, la población colimeña recibió ayuda de distintas instituciones, incluidas brigadas médicas ante el riesgo de propagación del coronavirus.

Comentó que en la parte inferior constató que había barandas desprendidas y que estimaba que la afectación tenía relación con el terremoto del 16 de abril de 2016.

Colimes, con su puente de 8 metros de ancho, permitía la conexión con los cantones Olmedo y Santa Ana, en la provincia de Manabí.

Conductores también tienen rutas por los cantones Pedro Carbo y Balzar.

Por ahora para llegar a la cabecera de Colimes está habilitada una conexión alterna en Santa Lucía, tomando la carretera San Pedro-Espinal-Piñal; más otra en Balzar, direccionándose por el proyecto de riego Daule-Vinces.

El cantón Balzar cuenta con un puente de similares características que el que colapsó en Colimes. También fue entregado por la Prefectura del Guayas en el 2008. La estructura permite una conexión a comunidades agrícolas como San Juan de las Cucarachas y luego a poblados de Santa Ana, en Manabí. La Prefectura busca que haya una estructura definitiva de hormigón, y también en Colimes. (I)