Veinte buses eléctricos circularán por algunos sectores del norte entre febrero y marzo del próximo año. Las unidades, con capacidad máxima para 80 personas, son fabricadas por la compañía BYD y se incorporarán al servicio de transporte público de la línea 89.

Este proyecto se encuentra en su segunda fase, esta es la creación de las electrolineras, que son la carga que se le debe realizar a estos buses para ponerlos en funcionamiento, dijo Andrés Roche, gerente general de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM).

La compañía Saucinc junto con la empresa fabricante de vehículos BYD buscan aliarse con la compañía Inmobiliar, donde la ATM velará la ejecución para la construcción de la primera electrolinera del país y la segunda en el mundo.

José Silva, presidente de la compañía Saucinc, comentó que esta nueva línea tendrá estos buses con una autonomía para recorridos de 300 kilómetros diarios

En esta segunda fase se estima la implementación de electrolineras donde los buses podrán ser cargados por las noches en un periodo de cuatro a cinco horas, con la finalidad de mejorar el servicio público.

Los nuevos buses no contaminarán el ambiente, tendrán wifi gratis y su costo será de alrededor de 0,30 centavos de dólar. Estos no podrán arrancar con las puertas abiertas. Su velocidad se controlará a través de un software configurado y no sobrepasará los 60 km por hora. Las puertas se abrirán de manera automática cuando el usuario se ponga de pie y asimismo cuando se vaya a hacer uso del transporte.

Además, Silva comentó que ubican en el parque Samanes un lugar estratégico para la instalación de estas electrolineras por el concepto ecológico con el que se están manejando.

Por su parte, Fernando Amador, director de transporte público de la ATM dijo que las unidades serán cambiadas con el propósito de adquirir otras nuevas aliadas a la tecnología, estas serán climatizadas lo que permitirá dar un servicio diferenciado para el usuario facilitando la comodidad y seguridad del mismo. (I)