Shakira no fue sola a su entrevista con Jimmy Fallon en The Tonight Show, en la ciudad de Nueva York. Con ella estaba Bizarrap, el productor de Music Session 53, y desde un lado del set la miraban sus dos mayores admiradores y proveedores de ideas, sus hijos Milan (10) y Sasha (8).

La cantante de Barranquilla contó en vivo cómo su hijo mayor es admirador de Bizarrap y fue quien le recomendó colaborar con ‘el dios argentino’. Los niños, al parecer, están al día en el mundo de las celebridades. “Les dije que veníamos a Nueva York y me preguntaron: ‘¿Vamos a ver a Fallon?’. Les dije que sí y empezaron a cantar: ‘¡Fallon, Fallon, Fallon!’”.

El afecto es correspondido. “Amo a esos dos”, dijo el comediante estadounidense. “Son los niños más lindos y más educados. Cada vez que los veo son muy amables”.

Publicidad

Shakira confirmó que ellos fueron los que la lanzaron a hablar con Bizarrap. “Son los consultores de mi carrera. Lanzan ideas para video. Escucho todo lo que dicen porque tienen muy buen gusto; pero no estoy siendo objetiva”, reconoció.

Describió a Milan como un músico, con buen oído y buen gusto, “y un gran fan de Bizarrap”. Hace meses el pequeño le informó que ella debía tener una canción con su ídolo. “Le mandó un mensaje de voz a mi mánager, Jaime, y le dijo: “Tienes que poner a mi mamá con Bizarrap, porque van a ser número uno”.

The Tonight Show se apresuró a subir a sus canales en línea la entrevista de la colombiana y el argentino con Fallon. Ella, con un inglés fluido, dominó la conversación. Pero Bizarrap también tuvo ocasión de contar su versión de los hechos.

Publicidad

Él quería tener una colaboración con Shakira, pero no sabía cómo contactarla. Aprovechó el gancho de su canción con el español Quevedo para enviarle un mensaje directo (DM).

“¿Te colaste en sus DMs?”, se apresuró a preguntar Fallon con asombro. Colarse o deslizarse en los DMs de una persona para presentarse es una práctica común para conocer a alguien, sea con fines personales, románticos o de negocios; muchos lo ven como un acto de audacia que puede terminar en un bloqueo, ser ignorado o incluso ser expuesto luego en las redes sociales.

Publicidad

La suerte volvió a Bizarrap un par de meses después, cuando ella vio el mensaje y pudo contestarle, alentada por Milan y Sasha. Y la primera conversación ocurrió en un momento propicio. “Empecé mi cumpleaños con Shakira cantándome el Happy Birthday”.

Su regalo fue decirle que tenía una gran canción para ella. Voló a Barcelona, aunque recién el día anterior había compuesto dos ritmos para que Shakira pudiera escoger. Ella optó por el que la hizo bailar. “Me recordó a Depeche Mode”, recordó la cantante, y añadió que la banda británica es una de sus favoritas por su tono ‘fresco y oscuro’. “Empecé a sentirla en mi cuerpo”. (E)