Hoy se cumplió la tarde de eliminación de la ronda ‘Ritmos dos brasil’ en el programa Soy el mejor (TC Televisión). Pero nadie fue eliminado.

Todo empezó cuando la participante Kimberly Cedeño fue llamada al escenario para ser coronada como la reina de la ronda, ya que obtuvo la mayor calificación: 38 puntos, prácticamente una nota perfecta, tomando en cuenta que cada uno de los tres jueces puede otorgar hasta 10 votos, así como el público, el cuarto juez.

La también conocida como ‘Campanita’ repitió el show que le concedió este título, una lambada con diversas cargadas y acrobacias en toda la pista.

Su acto precedió a los de los nominados a salir del programa: Bianca Fariña y Nacho Cheddar.

Publicidad

Antes de darles el paso a ambos para que ejecuten su baile final e intentar salvarse, la conductora Denise Angulo le compartió a Kimberly que gracias a su puntaje podía acceder a dos beneficios: sumar un punto adicional en la siguiente ronda o hacerse acreedora de la carpeta con los poderes especiales de Soy el mejor, sin saber cuáles son.

Primero salió al set Bianca Fariña, quien originalmente había interpretado una lambada. La participante quiso ejecutar un número especial, destacando su fuerte como actriz. Bailó una danza interpretativa, vestida al natural, sin maquillaje y una camiseta negra con los nombres de sus compañeros, al igual que su bailarín Steven Sotomayor.

Con esta estrategia, la participante quiso hacer un homenaje a todos quienes la han acompañado en este camino, es decir, a su equipo de bailarines, a su coreógrafo Magno Camino y por supuesto, al caso que apadrina.

En eliminación los jueces se abstienen de votar, sin embargo, pueden valorar las presentaciones. Francisco Pinoargotti alabó el uso de sus habilidades de la actuación, la cual sintió como “una presentación desde lo más honesto de su alma”.

Publicidad

Yadira Ramón también elogió su trabajo, sobre todo porque es la primera de los concursantes que rinde tributo a los bailarines. Carlos Menéndez en cambio le resaltó que a pesar de que en la ronda le tocó un baile técnicamente fácil, es en eliminación que mostró uno de los número más emotivos.

Bianca solo respondió llorando, expresando que tiene muchísimas ganas de continuar y cumplir el caso que tiene a su cargo.

Similar camino tomó Nacho Cheddar, que inicialmente había bailado una rutina de axé. Él elaboró un número tipo drag, en el que se caracterizó como Amanda Miguel y sincronizó sus labios con la melodía Él me mintió.

“En esta ronda han sacado lo mejor de cada uno y tú has sacado tu capacidad histriónica para hacer un buen papel”, le espetó Pinoargotti, a la vez que aplaudió, junto con Ramón, su gran capacidad interpretativa.

Publicidad

Finalmente, cuando se cerraron los votos del público, quienes tenían en sus manos el poder de salvar a los bailarines en peligro, Kimberly decidió beneficiarse de la carpeta de los poderes del concurso. Uno de ellos era cancelar la eliminación, que aplicó justamente en ese momento. Y así fue cómo salvó a sus compañeros.