El programa empezó con el anuncio de que el pin de chef lo logró César, quien se unió a Klever y a Daniela en la capitanía del reto de campo.

Es la primera vez que César era capitán de equipo. Irene González comentó que los participantes debían cocinar para el omnipresente trío de jueces y para tres invitados especiales.

María Laura, Wilson, Alberta y María José eran portadores de los indeseables delantales negros.

En el primer minirreto, los capitanes debían preparar un come y bebe de mínimo cuatro frutas. Los tres empezaron rápidamente a picar las frutas. Para la ensalada de frutas que debían preparar los cortes debían ser uniformes, no muy grandes, debían tener jugo y no contener semillas.

Publicidad

Daniela fue la primera en pasar al atril para dejar el producto final, luego fueron César y Klever en dejar sus respectivas jarras. “Claramente, Klever es el ganador”, dijo la chef Carolina Sánchez. Así el guayaquileño tuvo ventaja al escoger el color para cada equipo: para el suyo eligió el amarillo; para el de Daniela, el rojo; y para el de César, el azul.

Otra ventaja de Klever fue que debía seleccionar los integrantes para cada equipo, incluyendo a los portadores de los delantales negros: para el amarillo a Alberta, para el rojo, a María José y para el azul, Wilson.

Los equipos quedaron conformados así:

  • Amarillo: Klever (capitán), Alberta, Andrés y Ana.
  • Rojo: Daniela (capitana), María José y David.
  • Azul: César (capitán), Wilson, Ernesto y María Laura.

Jorge Rausch desveló el nombre de los invitados especiales. “Son expertos en temas de la tierra. El primero en pasar va a ser Óscar González (Colombia), él es chef y es especializado en la recuperación de productos ancestrales, experto en papas nativas y ha recuperado alrededor de 150 diferentes variedades”.

Publicidad

Luego fue el turno del chef Andy Goldstein, experto en verduras; y el chef Santiago Caro, especialista en hortalizas. Los tres hablaron de los beneficios de los productos con los que debían cocinar cada equipo.

Los cocineros debían preparar en 45 minutos un mismo plato para cada juez, es decir, seis. Debían lucirse y hacer que los vegetales sean los protagonistas. Cada equipo debía servir en intervalos de 20 minutos.

“Ahora Klever debía escoger el orden también”, resaltó Rausch y, además, les dijo que tenían la despensa abierta para escoger las proteínas, los condimentos, pero nada de vegetales.

Así Klever decidió que el equipo rojo cocinaría primero; segundo, el suyo (amarillo) y tercero, el azul.

Publicidad

Daniela, David y María José prepararon un ratatouille acompañado de un lomo de res.

Erika Vélez llamó al equipo amarillo para que empiecen su cocinada. Alberta tomó el control al entrar a la despensa y armar el menú: suflé de papas, yemitas pochadas (escalfadas) y camarones fue lo que decidieron preparar.

En medio del reto, Klever dijo: “No voy a trabajar nunca más con ellos”, refiriéndose a María José y Wilson.

El equipo amarillo cambió de estrategia. Ya no harían suflé de papas sino un puré. El tiempo se les vino encima.

Publicidad

Luego llamaron al equipo azul. César, Ernesto, Wilson y María Laura no encontraron lomo fino en el almacén. Eligieron un ribeye (filete de res) como proteína, con una tierra de zanahoría, pesto y una salsa.

La servida

Daniela bautizó al plato del equipo rojo ‘Bondades de mi tierra’. Los jueces dijeron que le faltó color, que las papas no tenían gratinado y que la carne es la protagonista. Cada juez debía darle hasta 10 puntos a cada plato.

Klever presentó sus plato. Empezó con nervios. No pudo explicar su ‘Ratatouille con salsa pomodoro’. Se equivocó al decir que era suflé, porque era puré. Al final, pudo presentar su plato, pero con ciertas falencias.

El equipo de César bautizó a su plato ‘La Pachamama’. Lo presentó bien, pero la cara de los jueces no se mostraron convencidas. Rausch dijo que estaba mal el emplatado, otro dijo que el sabor del pesto era invasivo en la papa. También dijeron que le faltaba color y que fue un asesinato, una masacre a los vegetales. “Con tanto color de los tomates y de las papas no se ve por ningún lado”.

Los ganadores

Los seis jueces votaron, no sin antes explicar el porqué eligieron al plato ganador. Los puntajes fueron:

  • Equipo amarillo: 8,7 puntos.
  • Equipo rojo: 6,9 puntos.
  • Equipo azul: 3,8 puntos.

Daniela y César insinuaron que fue por Alberta que el equipo capitaneado por Klever sea el ganador. “A todos les agradezco, no solo a los de mi equipo, a todos les agradezco haber sacado al nuevo Klever; y les agradezco que lo sigan sacando”.