Un plato elaborado a base de ingredientes nativos fue el primer reto asignado a lo participantes de MasterChef Ecuador. Los aspirantes solo tuvieron 45 minutos para elaborar en pareja, un plato de sal y otro de dulce.

Luego de pasar por cada una de las estaciones, los chef eligieron a los cocineros cuyos platos llamaron mayormente su atención. Fue así como nombraron a los participantes Ernesto y Carolina.

Los chef invitados dijeron que sus platos estaban equilibrados y con texturas buenas. Solo les dijeron que les faltó un poco de sal y dulce.

Raquel y Ana fueron las siguientes en pasar con su plato al que denominaron Descubriendo los sabores nativos de mi lindo Ecuador. Fueron felicitadas por el emplatado, pero criticadas por la textura de su plato de sal.

Publicidad

Margarita, César y Daniela presentaron un plato en base a quinua y maní. También presentaron un sabayón de ajo negro, que solo fue felicitado por la levadura y la crema. Los profesionales les dijeron que estaba muy dulce.

Islas del mar fue el nombre del plato presentado por María José y Alberta. “De verdad me gustó”, dijeron los chefs. El plato de dulce también recibió buenas críticas. “En este plato se entendió lo que queríamos en el reto. Balancearon superbién el uso de los ingredientes que tenían en la caja”, les expresó los chefs. Sin embargo, el haber usado mal los hormigas les bajó puntos.

Finalmente los ganadores de este reto fueron Ernesto y Carolina. Esto les dio la ventaja de elegir con qué tipo de hongo (ingrediente base del siguiente reto) cocinaría cada uno.

Jardín de hongo ostra, de Alberta fue el primero en ser calificado y con muy buenos comentarios por su sabor y presentación.

Publicidad

En tanto, el plato de Matías no fue visto con buenos ojos. Le juzgaron por su crema por estar muy líquida, su emplatado y porque los hongos no fueron los verdaderos protagonistas.

Pero el plato de Daniela fue el mayor elogiado por haber presentado una guatita con champiñones. “La técnica del crocante es perfecto... buen plato”, dijo chef Rausch.

En tanto, la elaboración de Albita fue criticada y no evitó llorar, hasta desmoronarse. “Llore porque no es un plato bueno”, le dijo la chef Irene González.

El cremini cocount, de María José fue elogiado. “Así se juega MasterChef”, dijo Rausch.

Publicidad

El ceviche de hongos realmente deslumbró a los comensales profesionales. “Esto podría estar tranquilamente en cualquiera de nuestros restaurantes”, expresó la chef Carolina Sánchez.

Pero Kléver no se quedó atrás con su plato, a quien lo denominó como Kleverín. “Aquí se demuestra que tú sí estás estudiando... tienes un platazo”, dijo emocionada la chef Sánchez.

“Este es el plato mejor sazonado en toda la competencia”, dijo por su lado Rausch.

Las buenas preparaciones no pararon, pues Andrés presentó una sopa llamada Arigato, que fue elogiada por los tres jurados. “Volvería a tomar esta sopa”, dijo una de las jurados.

Publicidad

María José fue la participante que ganó el reto, algo que le permitirá competir por el pin de inmunidad junto a Carolina y Ernesto. Mientras que el delantal negro se lo llevó Wilson. (E)