El jardín botánico de Bogotá fue el escenario para que los participantes de Masterchef Ecuador se enfrentaran a su reto de campo, que consistía en cocinar para un grupo de comensales.

‘MasterChef Ecuador’: una caja misteriosa que motivó lágrimas y destapó algunas revelaciones de los concursantes

Como ya es tradición la jornada arrancó con un reto de capitanes, en el que Malala, Andrés y María José debían que llevar la mayor cantidad de limones a un recipiente. El ganador fue Andrés, lo que le dio la ventaja de elegir el menú y a sus integrantes primero.

Los menús disponibles fueron: para el equipo amarillo era coles de bruselas, aguacates, suero costeño, y tofel. Para el equipo azul contenía brócoli, espárragos, yogurt griego e hígado de pollo. Para el equipo rojo espinacas, coliflor, queso azul y guata.

Andrés se decidió por el equipo amarillo, y eligió a Anita, Alberta, David para conformar su grupo de trabajo.

Publicidad

Mientras que Ernesto, Wilson y César fueron seleccionados por Malala para integrar el equipo azul.

Finalmente Daniela, Klever y María José fueron el equipo rojo. Un equipo que tuvo problemas para fluir durante la preparación de sus platos.

“Sinceramente no me gusta trabajar al lado de María José... tiene unas vibras muy malas”, expresó Klever, quien se mostró ‘testarudo’ mientras recibía órdenes de sus dos compañeras.

“No me gusta que me estén presionando”, expresó en las entrevistas personales que le hacen a los participantes.

Publicidad

Las complicaciones aumentaron cuando una fuerte lluvia cayó en plena estaciones de cocina. Pero eso no detuvieron las ganas por sacar los mejores platillos.

Pero un giro inesperado sorprendió a los cocineros aficionados cuando llegaron sus comensales, un grupo gigante de niños, a quienes tenían que conquistar con sus platos a base de vegetales. Esta llegada obligó al equipo de Andrés y Malala a modificar su menú puesto a que estaban cocinando pensando en unos comensales adultos.

Cuando llegó el momento de presentar los platos a sus pequeños comensales, los participantes sortearon maneras creativas para cautivarlos.

Malala vendió a su puré de espárragos con nombres como Popeye y Hulk. Andrés adoptó un tono mexicano para servirles sus taquitos, mientras que David se tomó el tiempo de ir por algunas mesas para enseñarles como podían combiar sus preparaciones.

Publicidad

Sin embargo, no a todos les fue bien con los pequeños. A Wilson los nervios lo invadieron, al punto de hacer caer los platos de una mesa al piso.

Los niños dieron sus respectivas votaciones y nombraron como ganadores al equipo amarillo. Y tres representantes niños se acercaron para decir qué platos les gustó, qué platos no, y por qué.

Al final, se anunciaron a los miembros del equipo ganador como los primeros participantes que en pasar al top 10. De este modo Anita, Andrés, David, Alberta y Wilson, quien tenía el pin del chef, son oficialmente los primeros cinco mejores cocineros aficionados de Masterchef Ecuador - tercera temporada. (E)