Para despedirse de los fanáticos de “Luis Miguel: la serie” (Netflix), su protagonista, el actor Diego Boneta, dejó en YouTube un último gran recuerdo: el inolvidable video del gran éxito Cómo es posible que a mi lado, el cual regrabó junto al equipo de producción de la serie, y que al momento de su lanzamiento (inicios de los 90) fue aclamado por su innovación visual (aunque hoy resulta extraño de ver con un sinnúmero de elementos girando y en constante transición).

Con un fondo psicodélico, camisas de seda en colores encendidos, cabello despeinado y rodeado de modelos en trajes metalizados y ajustados (que bailan y coquetean con él al mismo tiempo), Boneta impacta con esa pura nostalgia noventera y adelanta lo que podremos disfrutar el próximo jueves 28 de octubre cuando se estrene la tercera y última temporada de la serie autobiográfica de Luis Miguel. Estos últimos episodios también se contarán en una doble línea de tiempo (entre pasado y futuro), como se ha manejado la narrativa de la serie.

Desde su estreno, en 2018, los seguidores de ‘El Sol’ en todo el mundo han seguido los episodios que arrancaron en su infancia y su difícil relación con su padre, Luis Rey (Óscar Jaenada), quien además sería el culpable de la desaparición de la madre del artista, Marcela Basteri (Anna Favella).

La segunda temporada, que salió a inicios de este año y que se retrasó debido a la pandemia, permitió a sus guionistas concentrarse mucho más en el éxito y en los propios escándalos de Luis Miguel, así como introducir a su hija, Michelle Salas, interpretada por Macarena Achaga. Los intereses románticos de Michelle y las tensiones con su padre fueron un hilo que también enganchó a los espectadores.

Una de las actrices en sumarse será la británica Jade Ewen, de 33 años, quien dará vida a la cantante Mariah Carey, con quien Luis Miguel mantuvo una relación amorosa entre 1998 y 2001, tras conocerse durante las celebraciones de Navidad en Aspen.

“En la cima de su carrera profesional y tras publicar su dueto con Frank Sinatra, Luis Miguel se prepara para el lanzamiento de su próximo álbum junto con un nuevo equipo liderado por el ambicioso Patricio Robles (Pablo Cruz Guerrero)”, recoge la reseña oficial de Netflix. “La tercera y última temporada llega con nuevos personajes, y la historia sigue desarrollándose en dos épocas distintas. En una, Luis Miguel (Diego Boneta) intenta reafirmar su carrera en los mercados de habla inglesa y conoce a Mariah (Jade Ewen). En la otra, se enfrenta a nuevos desafíos personales y profesionales que amenazan todo aquello por lo que ha trabajado durante sus 30 años de trayectoria musical”, detalla.

Los cambios físicos en Boneta, generados con maquillaje y prótesis, que ya impactaron en la temporada 2, se acentuarán aún más en esta última entrega, a medida que el actor se acerca a la interpretación de un Luis Miguel con una imagen más apegada a como luce actualmente.

Otro gran momento que sus seguidores esperan ver será la interpretación del tema La Bikina, junto al conjunto de mariachis de Cutberto Pérez, que el cantante ofreció para su especial audiovisual titulado ‘Vivo’, dirigido por David Mallet y que fue filmado originalmente en la sala de conciertos Auditorio Coca-Cola en Monterrey, México, donde el cantante actuó del 13 al 17 de abril de 2000.

En la despedida, quizás coincida finalmente en algo con Luis Rey cuando le dijo: “Micky, tú tienes un don. Cantar, puede cantar cualquiera, pero ‘el duende’ es otra cosa”.