Cómo olvidar a Dora Cadavid. Era la voz de la conciencia y de la sensatez en el grupo de amigas más conocido de la televisión de Latinoamérica, el infame y a la vez muy querido Cuartel de las feas. Allí ella era Inesita, la costurera y mano derecha del diseñador Hugo Lombardi en la inolvidable y aun disponible en Netflix, Yo soy Betty, la fea (1999).

Fallece Dora Cadavid: Inesita en ‘Betty, la fea’

La empleada de Ecomoda siempre fue muy gentil, respetuosa y cálida, características que le reconocen todos quienes la conocieron en persona y ahora lloran su partida. Pasado el mediodía de este lunes su sobrina, la actriz y periodista María Cecilia Botero, informó a los medios el fallecimiento del ícono de la televisión colombiana de 84 años.

Hay otro personaje de Cadavid muy especial para los latinoamericanos. Se trata de Cecilia de Vallejo, la abuela de Sebastián, caracterizado por Guy Ecker, protagonista de Café, con aroma de mujer (1994). La matriarca fue uno de los pilares más importantes para este hombre cuando decide luchar por el amor de su Gaviota, en la piel de Margarita Rosa de Francisco.

Pero antes de Café con aroma de mujer y de Yo soy Betty, la fea, Cadavid llevaba a cuestas un largo trayecto actoral que empezó muy joven, recordó la actriz en una entrevista en W Radio Colombia en el 2020, la cual se transmitió por Facebook Live.

Publicidad

“Siempre fui locutora, presentadora y animadora de radio en Bucaramanga, en la época no había televisión más que en Bogotá”, bromeó en ese entonces Cadavid. “Mi jefe estaba buscando cómo llevaba la televisión hasta allá y me dice ´Por qué usted no se va a Bogotá, que usted es joven y muy bonita, la agarran rápido’”.

Según la intérprete, le consiguieron un pasaje para ella y su mamá para trasladarse a Bogotá, adonde llegó a una televisora que le dio una “oportunidad tremenda” de trabajo. Así, Cadavid recordó que su primera participación en TV se concretó para una producción, a decir de ella, con los dos actores más grandes de habla hispana: los españoles Carlos Lemos (1909-1988) y Lolita Villaespesa (fallecida en 2005).

A su vez, agregó, esto le abrió la puerta a su primer rol en una telenovela, como una villana, todo lo contrario a como la conocimos en la década de los 90. Junto con Julio César Luna y Rebeca López, Dora integró el elenco de El enigma de Diana (1967), una telenovela basada en una novela homónima de Corín Tellado.

Dora Cadavid (1937-2022) pasó sus últimos años en un centro geriátrico, poco después de la muerte de su único hijo Moisés Cadavid en el 2012, a los 52 años, a causa del cáncer. Foto: El Universo

Por qué la actriz que hacía de Inesita en ‘Betty, la fea’ decidió vivir en un asilo

Después llegó Destino: la ciudad, en el mismo año. Dora, a sus 30 años, se convirtió en Matildita en esta trama que retrata la migración de campesinos a las ciudades en busca de una mejor vida. Estos dramatizados encabezan su hoja de vida con más de 30 producciones en televisión, entre las que se incluyen otros títulos populares para los fanáticos de las telenovelas durante los noventa y la primera década del 2000.

Publicidad

Victoria (1995), junto con Danna García, que se enfoca en la sexualidad después de los 45 años, una etapa crítica en hombres y mujeres; y Amores como el nuestro (1998), las cuales fueron escritas por el director y guionista Bernardo Romero.

Dora Cadavid en Café con aroma de mujer (1994). Foto: El Universo

En la aclamada Francisco el matemático (1999), con 7 premios India Catalina y 8 TVyNovelas, se le atribuye crédito a Cadavid con otras estrellas que saltaron luego al set de Betty la fea. Se trata de Luis Mesa, quien dio vida a Daniel Valencia; y Mario Duarte, Nicolás, el mejor amigo de Betty.

En el nuevo milenio participó en La Tormenta (2005); La ex (2006); y en las series de Telemundo Mujeres asesinas (2007) y Decisiones.

Y para quienes tienen la vista afinada, Dora tuvo un pequeño papel como la madre superiora en El amor en los tiempos del cólera (2007), protagonizada por Javier Bardem y Benjamin Bratt.

Dora Cadavid nació el 23 de noviembre de 1937. Falleció en la clínica Shaio, en Bogotá, por un problema respiratorio. De acuerdo con lo que compartió en W Radio Colombia, la actriz había estado padeciendo de asfixias debido a sus “más de 70 años de fumar cigarrillo”. Dora reveló que empezó a fumar a los 8 años, cuando “le encendía los cigarrillos a su papá”. Se desconoce si ese hábito tuvo relación con su final. (I)