Si disfrutó The Suicide Squad (El Escuadrón Suicida), la película del año pasado dirigida por James Gunn, le gustará entonces Peacemaker.

La intro de la serie, que la plataforma de streaming HBO Max estrenó el 13 de enero, presenta a John Cena como Peacemaker (o El Pacificador) y al resto del elenco en un número de baile coreografiado que es alegremente bobo y encantador, marcando así la pauta de lo que será este dramatizado surgido de la película donde apareció este personaje por primera vez.

Es que el mismo Gunn plantó las semillas para este espectáculo en la película Squad, estrenada en agosto del 2021. Y ahora regresa a cosechar los frutos de esa nueva historia, trasladando al asesino pacifista y experto en armas que encarna Cena, del equipo al centro del escenario.

Así lo veremos aprender más sobre sí mismo, el mundo y el verdadero costo de su promesa de lograr la paz matando absolutamente a cualquiera que se interponga en el camino. Todo esto rodeado de nuevos personajes y una nueva amenaza a la humanidad que parece sacada de la ciencia ficción.

Publicidad

Después de su experiencia cercana a la muerte en El Escuadrón Suicida (2021), El Pacificador queda bajo la custodia de un equipo de élite, encargado de realizar asesinatos para evitar un peligro mayor que básicamente se esconde a plena vista.

El escuadrón incluye a otra recién llegada, Danielle Brooks quien reaparece en un nuevo rol protagónico para la TV tras su destacada participación en Orange is the New Black (cuya actuación le valió un SAG en el 2015, 206 y 2017). Brooks es Leota Adebayo quien guarda un secreto que se revela en el primer capítulo y es el segundo arco dramático más importante de la trama.

También se incorpora un intenso líder, en la piel de Chukwudi Iwuji (Así nos ven, John Wick 2); y su segundo al mando, a cargo de Jennifer Holland, con quien Peacemaker sigue coqueteando torpemente a pesar de la manifiesta y total falta de interés de la agente.

El voluminoso físico de Cena, exluchador de la WWE, contrasta con lo cómodo que se siente caracterizando a una figura que más bien parece un poco la caricatura de cómo no debería ser un superhéroe. Esto les da a él y al director Gunn la oportunidad para disfrutar el proyecto a sus anchas, tanto, que no faltarán los chistes y referencias a los nombres más respetables del universo DC y tal vez, quizás, a quienes los interpretan: “Peacemaker no es famoso, ¡Aquaman, sí!”. Ese es un poco el espíritu que funcionó de maravilla en el desarrollo de otro superincomprendido superantihéroe, Deadpool (Marvel), una ficha a la que HBO Max parece estar apostando para seguir fidelizando a su audiencia.

En el estreno de 13 de enero el servicio de transmisión liberó sus primeros tres episodios; el resto, de un total de 8 episodios, llegará cada jueves.